vientre planoEl sueño de muchas mujeres es tener un vientre plano, pero, a pesar que realizan dietas de adelgazamiento, no lo logran.

Es importante observar que existen ejercicios y recomendaciones especificas para que el abdomen (barriguita) no sobresalga ni se vea flácida

Entonces, surge la siguiente pregunta: ¿Cómo lograr un vientre plano?

El ejercicio es una estrategia que se debe seguir si se quiere reducirlo y reafirmarlo tomando en cuenta siempre una buena alimentación. A continuación algunos consejos, más detallados, al respecto:

Ejercicios para un vientre plano

Para lograr un vientre de buen ver, es necesario reafirmar esos músculos. Además del ejercicio aeróbico, como las caminatas, que aumenta la frecuencia de su respiración y el ritmo de su corazón, haga ejercicios abdominales, sentándose y agachándose.

Recuéstese con las piernas dobladas y las plantas de los pies firmes sobre el piso, los brazos estirados a sus lados y trate de sentarse.

Levante la cabeza y los hombros del piso, doblando su tronco lo más que pueda, hasta formar un ángulo aproximado de 45 grados respecto al piso. Vuelva a la posición inicial. Para empezar, haga cuando menos 4 o 5 repeticiones, tres veces por semana. Después, conforme se sienta más fuerte, realice entre 10 y 12 repeticiones, entre tres y cinco veces por semana. Avance lentamente hasta llegar a 20 repeticiones, cinco veces por semana.

Para los ejercicios de estiramiento abdominal, acuéstese con los pies recargados arriba de una banca o silla recubierta, con los brazos cruzados sobre el pecho o estirados a los lados.

Eleve la cabeza y los hombros hasta formar un ángulo de entre 20 y 30 grados con relación al piso (entre 15 y 30 centímetros del mismo). Después baje lentamente hasta tocar el suelo. Realice, cuando menos, 4 o 5 repeticiones, entre tres y cinco veces por semana y, conforme resista más, aumente gradualmente hasta 20 repeticiones, cinco veces a la semana.

Recomendaciones

Caminar, caminar y caminar. Si una buena dieta adelgazante no ha podido eliminar el abdomen prominente, se recomienda caminar, caminar y caminar. Esta acción acelera el metabolismo (es decir, el ritmo del organismo para consumir las calorías almacenadas en forma de grasa) y quema grasa del abdomen y otras partes del cuerpo.

Cinco minutos al día representan un buen comienzo. Un poco es mejor que nada y más es mejor que menos. Déle la vuelta a la manzana, después camine dos cuadras o dé algunos paseos cortos varias veces al día.

De ser posible, propóngase caminar a buen ritmo cuando menos unos 30 ó 45 minutos entre tres y cinco veces por semana. Si ya lo hace con regularidad, aumente 5 o 10 minutos a su caminata.

Comer vegetales (y otros alimentos adecuados para beneficiar su abdomen). Por regla general, los alimentos que tienen poca o nada de grasa son las frutas y los vegetales frescos, contienen menos calorías que los guisados, es decir, los fritos y condimentados.

Consuma entre cinco y nueve raciones de frutas y vegetales frescos (una ración equivale aproximadamente a media taza de alimento hervido o una de crudo), muchos cereales integrales por ejemplo, las pastas de trigo integral, el pan multigrano y los preparados como el bulgur y raciones de leche descremada todos los días.

Olvidar las fritangas, las salsas y los postres. En caso de que esté completamente decidida o decidido que su panza esté totalmente plana, olvídese del pollo frito, los aderezos para ensalada elaborados con muchas calorías, las salsas cremosas para los fettuccine y los postres llenos de azúcar. Cuando su cuerpo digiere el exceso de azúcar, la convierte en grasa.

Tener una buena postura. Si al sentarte o al caminar no mantienes la espalda recta y el abdomen apretado (algo que es poco habitual hacer), la musculatura del abdomen se debilita poco a poco y pierde tono. Si corriges ese hábito mantendrás los músculos de esa zona bien tonificados.

Evitar dormir mal Se ha comprobado que no dormir lo suficiente (o descansar mal) hace que el organismo genere más cortisol, la hormona del estrés.  Esa hace que el cuerpo esté en estado de alerta y, por ello, almacene más grasa en el abdomen.  Por ello, es mejor dormir el tiempo adecuado.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...