Uso correcto de los cosméticos ¿Belleza o salud?Los cosméticos no sólo tienen que ver con el mundo de la belleza sino también con la salud.

Esto se debe al hecho que están elaborados con algunos productos químicos y que, a estar en contacto con la piel, su manipulación requiere de cierto cuidado.

Además, el maquillaje no es eterno. Aunque muchas veces no se establece en el envase su fecha de expiración, como sucede en el caso de los alimentos, no debe mantenerse por años y es necesario estar atento a cualquier cambio de color y de olor.

¿Cuál es el producto más adecuado?

Los cosméticos no funcionan igual para todas las personas. Las necesidades de alguien con piel seca no son las mismas de otra con piel mixta o grasa. Si no está seguro de qué tipo de piel tiene consulte con un especialista, un dermatólogo o cosmetólogo calificado, quien también puede recomendarle productos apropiados para su piel.

Otros tips son los siguientes:

  • No usar el mismo jabón para el cuerpo y la cara.
  • No usar el bloqueador solar para el cuerpo también para el rostro, ya que el cutis tiene otras necesidades. Hacerlo puede generar alergias y brotes.
  • No guardar la máscara para pestañas por largos períodos, algunas empresas recomiendan reemplazarla cada tres meses.
  • No emplear maquillaje si tiene una infección en los ojos como la conjuntivitis. En caso de tenerla, elimine el maquillaje para los ojos que estaba usando cuando contrajo la infección.
  • No aplicar cosméticos cerca de los ojos, a menos que sean especiales para esa área.
  • No usar un delineador especial para labios en los ojos. Podría levar gérmenes de la boca a los ojos.

La importancia de leer la etiqueta

Antes de comprar un producto cosmético, es importante leer la etiqueta. La información que debe incluir es la siguiente:

  • Ingredientes: En la lista se colocan los principales componentes primero.
  • Descripción del producto.
  • Las instrucciones para usar el cosmético o tratamiento de manera segura.
  • La cantidad de producto expresada en peso.
  • El nombre de la empresa que fabrica o vende el producto.

Tambien es importante fijarse si el producto:

  • Incluye un folleto o panfleto con instrucciones adicionales.
  • No ha sido probado en animales.
  • Usa un envase reciclable.
  • Cumple con los estándares de Estados Unidos.

Sin embargo, ¿Para qué nos sirve esta información? Ésta es útil porque nos puede indicar que existe algún grado de peligrosidad por la presencia de componentes al cual somos alérgicos. Por ejemplo, si somos alérgico al dimethicone (que se encuentra en ciertos productos para el cabello), no debemos comprarlo.

Igualmente, podemos preguntarnos cuán seguro es un producto que no tiene nombre del fabricante, ni panfleto explicativo, etc.

Cuide el cosmético

Es importante cuidar el cosmético de forma tal que no se altere su composición. Por esa razón, se debe guardar lejos de la luz directa y jamás dejar la cosmetiquera en el carro, si existe alta temperatura, ya que puede modificar la composición de los cosméticos.

Los productos suelen advertir en el etiquetado que no deben guardarse a temperaturas mayores de 30 grados. Algunas personas optan por refrigerar algunos cosméticos, sobre todo cremas y tratamientos, pero si la etiqueta no lo recomienda es mejor no hacerlo. Los cosméticos se someten en los laboratorios a pruebas de estabilidad que indican sus temperaturas óptimas. Pasarlos del frío al calor constantemente podría alterar su composición.

En las sombras para ojos guardadas por mucho tiempo pueden crecer hongos que se ven como manchitas blancas. Ante cualquier cambio de color es mejor desechar el cosmético. Lo mismo debe hacerse con las bases para cara al notar que su contenido se ha separado, esto significa que se nota una parte líquida y otra cremosa.

No se debe alterar el cosmético al agregar saliva o agua. Tampoco se debe añadir aceites -como el de almendras- a los cosméticos para enriquecerlos, en realidad puede alterar el producto. Se debe mantener, igualmente, limpios y bien cerrados cuando no los esté usando.

Las manos siempre limpias

Durante la aplicación de los cosméticos se usan los dedos. Tome en cuenta lo siguiente:

  • Lávese las manos antes de ponerse el maquillaje.
  • Evite maquillarse en el carro donde sus manos no están del todo limpias.
  • Para la aplicación de tratamientos para el rostro y la piel que vienen en tarros utilice una espátula. Como es el caso de exfoliantes, mascarillas e hidratantes.
  • Los probadores en la tiendas de maquillaje pueden transmitir gérmenes porque mucha gente los usa. Al probar un producto emplee una esponja o un hisopo nuevos.

Conozca también

El cambio de estación y los cosméticos

Productos cosméticos de doble uso

Cómo usar el colorete para lucir espléndida

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...