remedios unas enterradasLas uñas son unas láminas delgadas, duras, traslúcidas e incurvadas que se hallan sobre la última falange de los dedos de las manos y de los pies.

Aunque no lo parezca, las uñas tienen la misma estructura que los pelos: están formadas por queratina, sustancia que se produce por los mismos procesos que transforman las células vivas de la piel en las células córneas muertas de su capa más externa.

Se dice que existe uña encamada cuando ésta se dobla sobre uno o ambos lados y corta la piel circundante, causando dolor, inflamación y, a veces, infección. Una uña pequeña en un dedo muy carnoso tendrá predisposición a encarnarse.

El dedo gordo es particularmente vulnerable a los zapatos que no calzan bien y que aprietan una uña mal cortada. En algunos casos, la lesión puede hacer que la piel alrededor de la uña crezca excesivamente y la tape. La falta de higiene también aumenta el riesgo de infección, provocando inflamación.

¿Cuales son los síntomas de una uña enterrada?

Los síntomas de la uña encarnada pueden incluir:
• Dolor, enrojecimiento e hinchazón alrededor de la uña
* Piel dañada en el borde de la uña, de la cual emana un líquido claro, pus o sangre.

Remedios para las uñas enterradas

Remedio para la uña enterrada #1: Sumergiendo el pie en agua tibia con sal común (de cocina) y luego colocar un pedacito de algodón enrollado entre la uña y la piel.

Remedio para la uña enterrada #2: Lavar, rallar y machacar una zanahoria mediana hasta obtener una pasta. Aplicar sobre la uña enterrada tres veces al día y dejar puesta por 15 minutos en cada puesta.

Remedio para la uña enterrada #3: Lavar y trocear una cebolla grande. Poner en una licuadora junto con 1/4 de agua. Licuar hasta lograr un jugo el cual se aplicará, mediante una bolita de algodón, sobre la zona afectada de 3 a 5 veces al día. Igualmente, se puede remojar la uña con este zumo cada hora.

Remedio para la uña enterrada #4: Introducir los pies en un recipiente que contenga sal de Epsom. Después poner un pedacido de algodón saturado de aceite de castor y enrollar entre la uña y la piel

Remedio para la uña enterrada #5: Verter 1 cucharada de tomillo en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Sumergir la uña afectada en esta infusión por 5 minutos cada 5 horas hasta notar mejoría.

Recomendaciones preventivas

Mantener los pies limpios

Usar calzados que queden bien (sin apretar demasiado en la punta) Para estar seguro, debe tener espacio suficiente para poder mover los dedos dentro.

Cortar la uña en línea recta y no en forma curva para evitar que crezca hacia dentro de la piel. No permitir que crezcan mucho

Recomendaciones cuando se sufre de uña enterrada

Examine la piel alrededor de las uñas para ver si éstas han penetrado en la piel.

Si la uña se ha infectado, no use medias; haga un agujero para el dedo en un zapato viejo o use sandalias hasta que la infección sane.

¿Cuándo acudir al médico?

Si su uña encarnada se infecta y no puede ser controlada, el médico puede proceder, ya sea con la extracción de los bordes o de la misma uña encarnada.

En el primer caso, será bajo anestesia local. El médico puede levantar los bordes encarnados de la uña y cortarlos para que no sigan creciende dentro de la piel, Ésto permite que la infección ceda y que el lecho ungueal sane.

En el caso de la extración completa de la uña encarnada, se puede requerirse cirugía menor. El dedo será anestesiado y lavado con antiséptico. Se extraerá la uña, o parte de ella, v se aplicará fenol al lecho expuesto para sellar los vasos sanguíneos. Después de 24 horas de ocurrida la cirugía ya se sentirá cómodo al caminar y la herida sana por completo en una semana.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...