Da color, luz y sombra a sus ojos. El concepto es muy semejante al que se aplica en la cara: los colores pálidos sirven para realzar, mientras que los colores oscuros tienen el efecto contrario.

Emplee preferentemente colores mate o satinados. Si utiliza un solo color, degrádelo para evitar el efecto de ojo plano.

Si usa dos colores complementarios, no los aplique de forma que ocupen la misma superficie; maquille siempre sus ojos atendiendo a su forma y al efecto que desea conseguir. Si, por ejemplo, desea unos ojos felinos, sombree sólo el ángulo exterior de los ojos. Hágalo hacia arriba si no quiere parecer un gato escaldado. Reserve la intensidad para la noche.

El maquillaje de ojos constituye una oportunidad excelente para ocultar los pequeños fallos. Es un juego de sombras y luces: si quiere agrandar la mirada y darle mayor profundidad, use tonos oscuros; si lo que desea es darle mayor luminosidad, utilice tonos claros.

Ojos caídos: siga su línea natural para maquillarlos, pero rice las pestañas desde la mitad hacia íbera. Dibuje una línea con un eyeliner sobre las pestañas superiores. Dé a la sombra una ligera inclinación ascendente en el extremo del ojo.

Ojos saltones: cepille las pestañas, tanto superiores como inferiores, en dirección diagonal hacia el final del ojo. Maquille el párpado superior con una sombra oscura y no maquille el párpado inferior.

Ojos pequeños y alargados: aplique la sombra por todo el párpado, difiiminando hasta las cejas. Pinte el párpado inferior cerca de las pestañas. Aplique la máscara de ojos en ambos párpados rizando bien las pestañas.

Ojos redondos: incline las pestañas de forma que se dirijan hacia el final del párpado. Aplique la sombra en forma de cono, de manera que en el extremo exterior del ojo acabe en punta. Sombree desde una tercera parte del ojo y sobrepase este en igual distancia a la que ha dejado sin pintar. No ponga máscara de ojos en las pestañas inferiores. Alargue los ojos dibujando, al final de cada uno de ellos, una raya del color de sus pestañas.

Ojos hundidos: utilice una sombra de color claro y apliquela sólo debajo de las cejas. Ponga máscara sólo en las pestañas superiores. Rícelas bien.

Ojos juntos: aplique sombra clara en la parte inferior del párpado y sombra oscura en la superior, difiiminando hacia las sienes. Trace una raya, acompañando la sombra, al final de cada ojo.

Ojos separados: oscurezca la parte interior y exterior del párpado por igual. No extienda las sombras ni el Kajal hacia fuera.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...