El sueño de toda mujer es tener un armario amplio que almacene todo lo que posee (vestidos, carteras, zapatos), pero también lo que pronto comprará.

No importa lo grande que sea el guardarropa, éste nunca será suficiente. Por ello es que a la hora de organizar un armario se debe tomar en cuenta las necesidades de cada persona, su estilo, su edad o incluso cuántas personas utilizarán ese armario. También se debe considerar la ventilación e iluminación, importantes para conservar la vida de cada prenda.

Diseño propio.
En un clóset siempre entrarán más cosas de las que saldrán, es decir, su tamaño no debe ser proporcional a lo que ya se posee.

Cuando se quiere diseñar un armario se debe evaluar el espacio, tomar medidas de profundidad y altura, y determinar cómo es la circulación donde se va a ubicar el mueble. Es importante tomar en cuenta la profundidad del armario, que debe ser aproximadamente de 56 cm, porque los ganchos con ropa de hombre son muy anchos.

Los guardarropas no pueden medir más de dos metros de alto, puesto que se dificulta alcanzar la ropa, y tampoco pueden tener más de ocho gavetas, porque no se logra ver todo el atuendo que se guarda en ellas.

El espació del clóset puede duplicarse y hasta triplicarse si se colocan dos o tres tubos (no más) para colgar la vestimenta.

Ropa dividida
Organizar la ropa por colores es una buena opción para mantener ordenado el armario. Igualmente, separar las blusas, las faldas, los vestidos largos y cortos, las camisas mangas largas y cortas, entre otros. Los zapatos se deben colocar en un espacio cerca de las carteras y correas para que sea más fácil la combinación al momento de vestir.

Si el armario es utilizado por una pareja, un lado puede ser sólo para el hombre y el otro para la mujer.
La parte superior del armario debe designarse sólo para aquellas pertenencias que se utilizan con poca frecuencia, como maletas y ropa de cama.

Estilos de puertas.
Si se desea aumentar el espacio en la habitación y aprovechar aún más el armario, puede ponerse espejos en las puertas corredizas. Si se utilizan puertas batientes, pueden ser de vidrio esmerilado, lo que permite que haya más iluminación y la ropa esté menos propensa a la humedad.

 

 

Un comentario para “Trucos con el armanio o closet”

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...