El uso excesivo del secador, la plancha, o los tintes, junto a los efectos dañinos del sol, el viento y el agua de la playa o la piscina, acaban pasando factura y afectan a la salud de tu pelo.

El resultado: puntas dañadas y quebradizas, pérdida de brillo, sequedad, fragilidad y encrespamiento. Unos daños capilares que podrás reparar prácticamente por completo incorporando los serums a tus cuidados de belleza habituales.

Un extra de suavidad y protección
Los serums capilares son concentrados de belleza instantánea que aplicados en pequeñísimas cantidades reparan el cabello y le devuelven toda su belleza natural dejándolo suave y brillante.

Por su concentración solo se deben aplicar una o dos gotas, ya que un exceso en la cantidad dejará el pelo aceitoso o una textura como acartonada. A su favor hay que decir que dejan un suave aroma, reparan las puntas dañadas y también sirven para eliminar el encrespamiento o frizz. El tratamiento cubre diversas necesidades:

Da brillo al instante.
Si te aplicas los que contienen siliconas, conseguirás un efecto óptico muy atractivo y elegante. Eso sí, es temporal ya que solo dura hasta el siguiente lavado.

Aporta gran suavidad.
Ya sea elaborado con pepitas de girasol o con semillas de sésamo, estos serums dejan el cabello extremadamente suave y sedoso. También protegen las puntas y evitan que se vuelvan demasiado frágiles y quebradizas.

Protege el pelo del sol.
Si tienen filtros solares previene al cabello de los efectos negativos de los rayos ultravioletas y reparan la cutícula. De esta forma se evita que los tintes se oxiden y adquieran un tono anaranjado, que el pelo se vuelva acartonado y áspero por una sequedad extrema o que las puntas se abran y vuelvan quebradizas.

Una correcta aplicación
A diferencia de otros productos de belleza, los serums son fáciles de aplicar y puedes usarlos casi a diario. Solo debes seguir unas pequeñas indicaciones:

– Lava el pelo con tu champú y acondicionador habituales y elimina el exceso
de humedad con una toalla (sin frotar demasiado).

– Divide el cabello en cuatro o cinco capas y extiende con los dedos una o dos gotas de serum en cada una de ellas.

– Masajea suavemente el pelo desde la mitad hacia las puntas y no lo apliques en la raíz.

– Deja el pelo al aire y antes de que esté seco pasa el secador para que el serum penetre todavía más.

– Peina como de costumbre y verás cómo, además de devolver el brillo natural a toda tu melena, tus puntas se mantienen perfectamente cerradas y sin sensación de encrespamiento.

– Puedes ponerte unas gotas de serum cada vez que te laves el pelo.

– Aplica cada dos semanas una mascarilla, tu cabello quedará todavía más suave y brillante.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...