La melanina es el pigmento encargado de proporcionar a la piel su color y protección natural.

No obstante, si te bronceas en exceso (sobre todo si te quemas por la acción de los rayos UVB), se desencadena una producción excesiva de melanina, provocando la aparición de manchas oscuras. Y esto es justo lo que suele ocurrir al final del verano.

Pecas, lunares y otras lesiones menos estéticas como el lentigo pueden acabar “decorando” la cara, el escote o las manos, que son las zonas más expuestas.

Cómo prevenirlas
Para evitarlo ahora que todavía tomas el sol, pon en práctica estos consejos:

Sigue protegiéndote. No importa que luzcas bronceado y tu piel esté curtida, debes continuar usando un fotoprotector alto en las zonas críticas y uno medio en el resto del cuerpo.

Aplica ambos productos después de la ducha matinal en lugar de la loción hidratante habitual. Aunque no tomes el sol, renueva la aplicación al menos cada dos horas en rostro, manos y escote (utiliza un stick para zonas sensibles y procura llevarlo siempre en el bolso).

Evita perfumes, maquillajes y desodorantes cuando te bronceas. Pueden reaccionar con las radiaciones solares y manchar la piel.

Si tienes una herida, tápala con una tirita antes de tomar el sol y utiliza una protección muy alta en las cicatrices recientes.

Después de depilarte evita exponerte a los rayos porque la piel está muy irritada y puede mancharse.

Cómo eliminarlas
Si no has podido evitarlo y una antiestética mancha decora el labio superior, la mejilla, el escote o la palma de la mano también tienes opciones para eliminarlas.

Soja y vitamina C. Las cremas que incluyen estos ingredientes proporcionan un tono más homogéneo.

Despigmentantes. Incluyen sustancias blanqueantes que regulan la producción de melanina como el ácido kójico (es efectivo pero en exceso o en pieles sensibles puede provocar alergias) o el rucinol (no genera reacciones adversas). Úsalos con una protección solar alta.

Tratamientos estéticos. Los centros especializados ofrecen soluciones como el láser, la luz pulsada, los peelings o la crioterapia (se elimina la mancha con nitrógeno frío), pero debe recurrirse a ellos pasado el verano.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...