zapatos de tacones altos¿Quién no ha tenido la tentación, al pasar por una zapatería, de comprar aquel par de sandalias con los tacones altísimos?…  y es que  los zapatos con tacones altos se ven fabulosos, ya que ayudan a crear la ilusión que tenemos unas piernas largas y estilizadas.

Sin embargo,  no  todo  es hermosura, ya que, según investigaciones realizadas, éstos son los principales enemigos de muchas articulaciones del cuerpo que incluyen rodillas, tobillos y hasta la columna vertebral.

Esto ocurre porque el peso del cuerpo recae solamente en los dedos de los pies y, por ello, la postura corporal cambia para poder mantener el equilibrio lo que hace que las articulaciones sufran más de lo normal.

Por  esa razón, el uso excesivo de tacones puede producir lesiones en las rodillas y tobillos, y contracturas musculares en la zona de los gemelos y soleos (ubicados en la parte posterior de las piernas) e incluso hacen aparecer los desagradables juanetes.

En el 2011, la Sociedad de Podólogos y Pedicuros del Reino Unido concluyó que el uso frecuente de tacones altos puede aumentar el riesgo de sufrir artrosis, que significa un desgaste del cartílago que amortigua los huesos, ocasionando inflamaciones y pérdida de movimiento de las articulaciones.

Igualmente, es importante saber que los zapatos con tacones altos pueden ocasionar problemas de circulación en las piernas fomentando la aparición de las famosas “arañitas” y de las várices.

Entonces, surge la siguiente pregunta: ¿Si me fascinan  los zapatos de tacones alto y los uso con frecuencia, qué puedo hacer para contrarrestar este riesgo? 

Ejercicios para las piernas cuando se usa mucho zapatos de tacones altos

Es importante la realización de ejercicios que estimulen sus músculos de las piernas y le brinden un descanso de la posición incómoda de este tipo de zapato.  A continuación, se detallan algunos de ellos:

En las noches, recuéstate en tu cama o en  el piso y eleva las piernas; en esa posición dobla tus rodillas y vuelve a estirar.  Hacer tres series de 15 o 20    repeticiones estirando y doblando.

Párate de  puntillas y mueve Ios pies de arriba hacia abajo, varias,, veces para que estires los tendones.

Hacer tres series de 15  a  30 sentadillas con la espalda recta, para fortalecer tus muslos y abdomen.

Siéntate, estira  las piernas y trata de tocar tus pies con las,manos, así te estirarás completamente y evitarás dolores en tus gemelos.

Si quieres fortificar, aún más, los músculos del pie envuelve los cinco dedos en una cinta elástica, y estíralos hacia fuera por cinco segundos. Haz este movimiento varias veces en cada pie. Para mejorar tu equilibrio, colócate cerca de una pared o puerta manteniendo el cuerpo recto, párate sobre uno de tus pies y levántalo sosteniéndote solo de tus dedos. Hazlo varias veces y trata de mantener el equilibrio.

Reglas de oro

Si lo tuyo es andar a cada rato con tacones altos, no olvides seguir siempre los siguientes consejos

1. Usa tacones altos tres veces por semana y altérnalos con zapatos de diferentes alturas. Tus músculos se moverán de distintas maneras y no sufrirán tanto.

2. Después de una sesión intensa de ejercicios no es recomendable el uso de tacones”, afirma Rotsen Díaz.

3. No utilices zapatos muy altos en actividades que impliquen estar mucho tiempo de pie o caminando.

4. Lleva siempre en tu bolso unas sandalias bajas que te ayuden a descansar los pies de los tacones que has usado todo el día.

5. Hazte masajes con un experto. El entrenador recomienda movimientos fuertes para lograr una buena relajación de las fibras.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...