remedios síndrome premenstrualEl síndrome premenstrual o SPM es una serie de síntomas incómodos, dolorosos y molestos que afectan alrededor del 50% de las mujeres  antes del período menstrual y cuya gravedad puede variar cada mes.

Los síntomas más comunes vinculados con este síndrome son tensión, irritabilidad, depresión, dolores de cabeza e incapacidad para concentrarse.

Igualmente, puede presentarse dolor de senos, pesadez en las piernas, palpitaciones, alteraciones del deseo sexual, debilidad, desvanecimientos, cambio en los hábitos alimentarios, insomnio, dispepsia e incluso diarrea o estreñimiento.

Además de los ya mencionados, algunas mujeres se quejan de distensión abdominal, alza de peso, problemas a la piel, cambios de ánimo, depresión, agresividad, fatiga, tristeza, irracionalidad, dificultad para tomar decisiones y sensación de incomprensión.

Estos síntomas se pueden presentar en algún momento de la segunda mitad del ciclo. Luego desaparecen o mejoran significativamente, ya sea el primer día del periodo o el día después

Existen algunos remedios caseros y recomendaciones  naturales que ayudan a aliviar los síntomas premenstruales y que, a continuación, se detallan:

Remedios caseros para el síndrome premenstrual

Remedio para el síndrome premenstrual #1 Verter 1 cucharada de diente de león en 1 taza de agua que esté hirviendo.  Tapar, colar y dejar refrescar. Tomar 1 taza de esta infusión para bajar la hinchazón que acompaña, en muchos casos, el síndrome premenstrual.

Remedio para el síndrome premenstrual #2  Hervir, durante 5 minutos, 1 cucharada de valeriana en 1 taza de agua.  Pasado  ese tiempo, tapar y dejar refrescar.  Tomar una taza al día antes de dormir si se sufre de insomnio a causa de este síndrome.

Remedio para el síndrome premenstrual #3 Remojar los pies y tobillos en un baño caliente de pie durante 30 minutos mientras se aplica una toalla fría en la frente y las sienes para aliviar dolores de cabeza premenstruales.  Este remedio aleja la sangre de la cabeza, lo cual es bueno para los dolores de cabeza congestivos que algunas mujeres sufren antes de sus períodos.

Remedio para el síndrome premenstrual #4 Remojarse extensamente en agua un poco más fría que la temperatura del cuerpo. (Esta temperatura más fría que la del cuerpo es la temperatura a la cual usted empieza a sentir frío cuando un baño caliente empieza a enfriarse) .  Remojarse durante aproximadamente 20 minutos al levantarse por la mañana, antes de dormir o cada vez que se sienta particularmente agotada, agregando agua como sea necesario para mantener la temperatura del baño. Este remedio es ideal para los cambios de estado de ánimo durante el tiempo antes de la menstruación

Remedio para el síndrome premenstrual #5 Tomar 1 cápsula de aceite  de primula  o de hierba del asno (que se venden en las farmacias botánicas) para combatir la sensibilidad de los senos causada por el síndrome premenstrual.

Recomendaciones

Restringir el consumo de sal por una semana o diez días antes de su período si se sufre de retención de líquido y se hincha antes del período (el líquido se acumula en los senos; a veces en la cintura o en los tobillos, manos, dedos y rostro).  Por ello, se debe evitar la ingesta de alimentos como queso, comidas preparadas, tocino y pescado ahumado, maní salado, patatas fritas, etc. Lea las etiquetas para saber qué otros alimentos contienen sal. El límite recomendado para la mujer son 5 g de sal diarios.

Restringir el consumo  de bebidas con cafeína (café, té y bebidas cola).  Muchas estudios consideran que existe una relación entre la cafeína y los dolores menstruales, de senos y otros síntomas. Si descubre que esto ayuda, hágalo siempre, no sólo antes del período.

Controlar los niveles de azúcar en la sangre ingiriendo comidas regulares pequeñas en lugar de irregulares abundantes. Algunos expertos consideran que los bajos niveles de azúcar en la sangre pueden empeorar la irritabilidad y la agresividad.

Seguir una dieta rica en fibras (verduras, frutas frescas y pan integral) si sufre de estreñimiento durante el síndrome premenstrual.

Realizar ejercicios como nadar, caminar, respirar profundo pueden ser útiles para aliviar la tensión y el insomnio causados por el síndrome premenstrual.

Respirar profundamente. La respiración poco profunda, que se hace inconscientemente, disminuye el nivel de energía y no reduce la tensión nerviosa de síndrome premenstrual.  Es necesario realizar respiraciones lentas y profundas.

Llevar un registro Antes de culpar al SPM por sus síntomas, es importante confirmar que exista una relación entre ellos y el ciclo menstrual.  Por ello se recomienda llevar un registro. Comience a completar un cuadro diario que muestre con exactitud cuándo comienzan los síntomas, cuándo empeoran y cuándo desaparecen. Si no desaparecen o se alivian después de finalizado un periodo, es poco probable que se relacionen con el SPM.   En ese caso, se aconseja acudir al doctor para determinar cuál es la causa verdadera de estos síntomas

Practicar yoga Esta técnica milenaria tiene como objetivo principal encontrar el equilibrio y la armonía entre cuerpo y mente. Está sobradamente probado que las personas que lo practican de forma correcta y continuada disfrutan de un estado de salud óptimo tanto a nivel físico y mental como espiritual.  Existen varias ramas del yoga pero el que más conviene si se padece síndrome premenstrual o dolores de regla es el hatha yoga, que, además, es uno de los que más se imparten en la actualidad.

En caso de no haberlo practicado nunca es mejor acudir a un centro especializado donde aprender a ejecutar correctamente tanto las posturas como la respiración. Después de las primeras clases ya se puede empezar a practicar cada día en casa. El tiempo que se le dedique puede oscilar entre 10 y 30 minutos, sin prisa. En unas semanas se pueden notar los beneficios que proporciona su práctica, de manera que la media hora diaria de yoga se convertirá en uno de los momentos más gratos del día.

Algunos ejercicios para practicar en casa.

• El tobogán: tumbado boca arriba con las rodillas flexionadas, levanta la pelvis apretando los glúteos. Llévala tan arriba como te sea posible, sin separar los hombros del suelo. Después baja lentamente fijándote en cómo cada vértebra retoma el contacto con el suelo. Manten la posición 10 segundos cuando notes que la espalda y la pelvis tocan el suelo.

Haz dos series de 10 ejercicios cada una. Después, en la misma posición y sin despegar la espalda del suelo, dibuja un círculo pequeño con el movimiento de la pelvis. Primero se rota varias veces en el sentido de las agujas del reloj y después en sentido contrario. Es un movimiento perfecto para relajar la zona abdominal.

• La silla: ponte de pie y cógete a los laterales del respaldo de una silla. Dobla las rodillas hasta que alcances la posición equivalente a estar sentada. Aguanta unos segundos y vuelve a la posición inicial. Repite dos series de 10 ejercicios.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...