El retinol y el fotoenvejecimientoEl fotoenvejecimiento es el proceso por el cual   cualquier  órgano disminuye su función y su capacidad  de  reserva, como en el caso de la piel, el órgano extenso del organismo,

Este proceso implica daños molécula-estructurales que incluyen inflamación, disminución de la síntesis de colágeno, engrasamiento, proliferación de la epidermis (parte superficial), y oxidación de proteínas, entre otros factores.

Todo ello, se traduce en atrofia de la piel, arrugas, cambios de coloración cutánea (manchas amarillas, claras u oscuras) y telagestacia o arañas vasculares. Entonces, surge la siguiente pregunta: ¿Qué podemos hacer para combatir el fotoenvejecimiento?

 

El retinol y el fotoenvejecimiento

En la lucha contra el fotoenvejecimiento existe un sinnúmero de recursos siendo uno de ellos el uso del retinol.

El retinol es un derivado de la vitamina A, que, en la actualidad, ha dado muy buenos resultados.

Sus efectos dependerán totalmente de la concentración que se utilice. Los dermatólogos y los esteticistas emplean las cantidades más altas, con la finalidad de penetrar en niveles más profundos, evitando la degradación de los componentes dérmicos, y estimulando distintos elementos, para evitar el desgaste de la piel.

Cuando es aplicado en bajas cantidades, los efectos son más ligeros, aunque igualmente beneficiosos, puesto que la piel aumenta su espesor gradualmente, se suaviza y unifica su tonalidad.

 

 

Cosméticos con retinol

El retinol es muy empleado, como ingrediente, en las cremas antiage, ya que combate los efectos causados por el fotoenvejecimiento. Al aplicarlo, disminuyen significativamente las arrugas y manchas oscuras; por otra parte, aumenta la producción de colágeno y mejora la textura general de la piel.

Sin embargo, es importante tomar en cuenta ciertos cuidados. Los cosméticos a base de retinol pueden ser utilizados por lo menos dos veces a la semana. Se aplican generalmente en la cara, manos, cuello y el pecho; sin embargo, es importante resaltar que las pieles sensibles pueden irritarse con su uso, y presentar enrojecimiento o comezón.

Al momento de aplicar el producto, se recomienda seguir sus indicaciones al pie de la letra, y de presentarse algún efecto secundario, cambiar de marca (en el mercado existe una gran diversidad de artículos); en el caso de que los síntomas persistan, es necesario suspender su uso y consultar a un dermatólogo.

 

Datos adicionales

El retinol es un componente clave, que brinda excelentes resultados en la dermatología y cosmética para tratar y disminuir el envejecimiento; al emplearlo con regularidad, brinda resultados notables en la piel.

Usualmente, los productos con este componente son de uso tópico y se presentan como cremas; se aconseja utilizarlos de noche. Existen además nuevas y modernas fórmulas de aplicación diurna, con liberación prolongada, lo que permite obtener un mejor resultado en los tratamientos antienvejecimiento.

Cualquier procedimiento debe complementarse con el uso diario de un filtro solar que brinde protección de tipo UVA y UVB 50+.

Si desea complementar el tratamiento externo con retinol, puede consumir alimentos ricos en él como son los productos lácteos (leche, queso, yogurt, etc.), huevo, el hígado de pescado y el hígado de ternera.

 

El retinol y el consumo de vitamina A

El retinol, como se ha mencionado anteriormente, deriva de la vitamina A; no olvidemos su consumo para evitar el fotoenvejecimiento

Es importante aclarar en este punto que el consumo de alimentos ricos en la vitamina A puede, además de la aplicación externa del retirol, ser un complemento en la lucha contra el fotoenvejecimiento.

La vitamina A es ideal para nutrir y curar la piel. Incluso, la psoriasis también mejora al tomar complementos de vitamina A. De las pruebas médicas efectuadas, el protocolo utilizado con más efectividad es de 100,000 ui de vitamina A junto con algo de vitamina D adicional.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...