Remedios para aliviar el dolor de piesHas caminado mucho durante el día (en el centro comercial buscando  un regalo  especial o a un paseo en el campo) y. al llegar la noche, tus pies te duelen mucho e incluso ya no quieres caminar; sólo estar sentada. ¿Qué puedes hacer?

Los pies son definitivamente el soporte del cuerpo y al estar mucho tiempo de pie o al caminar en especial con zapatos no adecuado (con tacón alto o muy apretados) puede que se  resientan y, por consiguiente, causen dolor.

Existen varios tips, remedios y ejercicios que ayudan a aliviar el dolor de pies y hasta relajarlos y que, a continuación, se describen:

Remedios y ejercicios para aliviar el dolor de pies

Es importante estirar los músculos que se encuentran adoloridos.  En este sentido, se recomiendan dos ejercicios abajo expuestos. Debes mantener cada una de las posiciones de estiramiento unos 10 segundos e ir alternando la pierna.

Estiar los músculos de la planta. Ponte frente a una pared con los brazos estirados y apoyando los dedos de las manos. Manten los pies bien planos y las rodillas estiradas e inclina el cuerpo hacia delante.

Estirar los gemelos y pantorrilla. Colócate ahora con una pierna más adelantada que la otra. Dobla un poco la rodilla que está adelantada manteniendo la de atrás estirada e inclinando despacio el cuerpo hacia delante sin despegar del suelo las plantas de los pies. Lo normal, al hacerlo, es notar tensión —pero no dolor— en los músculos de la pantorrilla.

Estirar los músculos soleos. Este ejercicio te permitirá estirar este otro grupo muscular, que también forma parte de la pantorrilla. Adopta la misma posición que antes pero ahora, en vez de estirar la rodilla que está detrás, dóblala ligeramente.

Otros ejercicios que ayudan a relajar los pies son:

Agarrar y soltar. Siéntate descalza en una silla y coloca una toalla justo delante. Písala con los pies, apoyándolos completamente en el suelo. Intenta hacer dos movimientos con los dedos: agarrar o ir arrugando la toalla… y estirarla o soltarla.

Talón y punta. En la misma posición, ponte de puntillas sobre los dedos y luego sobre los talones, con los dos pies al mismo tiempo.

Ejercicios circulares. Continúa sentada en la silla con las rodillas dobladas. Coloca una pelota de tenis bajo la planta del pie. Písala un poco para que no se escape y mueve el pie hacia delante y atrás haciéndola rodar por la parte central de la planta del pie: primero desde los dedos al talón, y luego al revés. Si te resulta doloroso, intenta hacer el mismo ejercicio con una pelota más blanda.

Remedios preventivos para el dolor de pies

No usar zapatos planos ni de suela muy dura. Optar mejor por un calzado con algo de tacón tipo cuña y elige aquellos que tengan una suela que amortigüe el impacto.

Utilizar una plantilla. Es otra forma de evitar una fascitis plantar porque, al usarla, disminuye la tensión de la fascia. Pero siempre se debe consultar con un podólogo.

No estar mucho rato de pie. Mantenerse mucho tiempo en esta posición incrementa la tensión sobre la zona. Intenta ir apoyando ambos pies, alternándolos.

El sobrepeso agrava el problema. Andar por la arena de la playa puede ayudarte a controlar tu peso. Y además, sobre la arena húmeda, permite relajar la fascia plantar.

 

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...