La conjuntivitis es un proceso inflamatorio que puede ser de origen bacteriano (80% de los casos), viral o alérgico (al polen, cosméticos, mascota, etc.) que afecta a la membrana transparente que recubre por dentro los parpados (conjuntiva).

Entre los síntomas más comunes de conjuntivitis están: Abundantes lagrimeo, hinchazón de párpados, picor y escozor en los ojos y, sensación de arenilla en los ojos.

Igualmente, se puede presentar enrojecimiento ocular, sensibilidad a la luz y secreción por las noches de una sustancia amarillenta que se seca en los párpados e impide que los abras al despertarte.

A continución se detallan algunos remedios caseros y naturales para aliviar la cojuntivitis:

 

Remedios caseros

Remedio para la conjuntivitis #1: Mojar un paño de algodón en agua fría y aplicar, a modo de compresas, sobre los ojos. Dejar puesto por 5 minutos tres veces al día. Este remedio se utiliza si se desea desinflamar y reducir la comezón especialmente en el caso de conjuntivitis alérgica causada, por ejemplo, por el uso de algún cosmético.

Remedio para la conjuntivitis #2: Mojar un paño de algodón en agua caliente y aplicar, a modo de compresas, si existe mucho lagrimeo con el fin de impedir secreciones pegajosas que se sequen en las pestañas. Dejar puesto por 5 minutos tres veces al día.

Remedio para la conjuntivitis #3: Mezclar 1 cucharada de champú para bebé y 3 de agua caliente y empapar una bolita de algodón con esta solución. Pasar por los ojos con el fin de retirar las secreciones y la costra y hacer énfasis en la zona donde se unen el párpado y las pestañas.

Remedio para la conjuntivitis #4: Hervir media taza de agua y añadir una cucharadita de sal durante 10 minutos y dejar enfriar. Usar un gotero para aplicar el lavado. Después de cada tratamiento, esterilizar el gotero en agua que esté hirviendo.

Remedio para la conjuntivitis #5: Verter 1 cucharadita de sello dorado seco (hierba) en agua hirviendo. Retirar del fuego, tapar por 10 minutos y colar. Aplicar en los párpados, cuando esté fresco, mediante un gotero esterilizado tres veces al día. Esta hierba contiene un agente antibacterial llamado berberina que ayuda a combatir la conjuntivitis.

Remedio para la conjuntivitis #6: Colocar 1 bolsa de té de manzanilla (que se adquiere en las tiendas) en media taza de agua tibia (no caliente). Tapar y dejar en reposo durante 3 minutos. Luego exprimir y poner la bolsa sobre el párpado adolorido durante 10 minutos. Repetir varias veces al día siempre con una bolsa de té nueva. Mantener los ojos cerrados para que el lavado no entre en contacto de forma directo con el ojo.

Remedio para la conjuntivitis #7: Verter 1 cucharada de hinojo en una taza de agua que esté hirviendo. Retirar del fuego y dejar refrescar. Aplicar, mediante una bolita de algodón, sobre los párpados. Dejar puesta por 5 minutos.

Remedio para la conjuntivitis #8: Moler en la licuadora un manojo de hojas frescas de cilantro en taza y media de agua. Colar el jugo resultante y aplicar la pulpa en los párpados cerrados. Dejar puesto por unos minutos y enjuagar antes de abrir los ojos.

Remedio para la conjuntivitis #9: Colocar 1 cucharadita de semillas de cilantro en una taza de agua que esté hirviendo. Retirar del fuego, tapar y dejar reposar durante 15 minutos. Colar, dejar enfriar y usar el agua para lavar sus ojos cerrados. Quitar cualquier exceso antes de abrirlos.

 

Recomendaciones cuando se tiene conjuntivitis

Retirar secreciones y costras varias veces al día mediante un suave movimiento hacia el rabillo del ojo con un pañuelo desechable ligeramente humedecido. Luego de usarlo, tirarlo a la basura y de inmediato lavarse bien las manos.

No usar maquillaje para ojos ni lentes de contacto hasta que la conjuntivitis se haya curado por completo. Desechar los lentes de contacto que son de uso temporal.

Evitar tocarse los ojos, pero si es necesario hacerlo, se debe lavar las manos con agua y jabón y secar con una toalla de papel desechable.

Deshacerse de los cosméticos (especialmente las cremas de contorno de ojos y los productos para maquillar la zona) que se usó cuando se inició la infección.

Utilizar lentes para sol cuando salga. La luz solar agrava la conjuntivitis. Por ello, los lentes de sol, con protección ultravioleta, ayudarán a evitar el reflejo.

No llevar a su niño pequeño con conjuntivitis a la escuela o guardería.

 

Recomendaciones preventivas

Vigilar el uso de ciertos limpiadores. Lavar los ojos con jabones demasiado fuertes puede acabar irritándolos favoreciendo así la aparición de la conjuntivitis. Es mejor usar un producto hipoalergénico y específico para esta zona.

No frotar los ojos, ya que bacterias o virus podrán penetrar en ellos dando lugar a una conjuntivitis. Si se tiene los ojos cansados, se recomienda lavarlos con agua tibia o suero fisiológico.

Llevar siempre una botella de gel antibacterial para manos y usarlo con frecuencia.

Lavarse las manos antes de ponerse o quitarse los lentes de contacto y no limpiarlo con saliva.

Lavar a diario toalla, lienzo y funda de almohada con el fin de prevenir la reinfectación

No entrar en lugares cerrados con mucho humo, polvo u otros agentes contaminantes, ya que no benefician la salud ocular.

Evitar forzar la vista. Se aconseja evitar leer en lugares con poca luz o mantener fija la vista en una pantalla a la misma distancia y durante mucho tiempo. Igualmente se debe evitar trabajar en lugares mal iluminados puede favorecer también la inflamación de la conjuntiva. En su lugar leer y trabajar con luz natural, así como descansar la vista del papel o la pantalla de vez en cuando fijándola en otro punto.

Evitar compartir objetos personales (cepillos, toallas, cosméticos…) con personas con conjuntivitis, ya que es muy contagiosa.

No permitir, si usa un gotero, que éste toque los ojos. De lo contrario, puede contaminarlo y volver a infectar sus ojos la siguiente vez que la use.

Acudir al médico si la conjuntivitis dura más de semana y media o cuando existe:
Secreción y costras excesivas
Fiebre e hinchazón de los tejidos adyacentes de la cara
Alteraciones y reducción de la visión
Un dolor fuerte o agudo en uno o ambos ojos.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...