Una piel suave, sin arrugas, un cuerpo esbelto y un pelo bonito son resultado, principalmente, de la constancia de ciertos cuidados cotidianos

Cutis. Necesita limpieza dos veces al día, por la mañana y por la noche. Posteriormente, aplica un tónico sin alcohol y una crema hidratante con protección solar para el día. Por la noche utiliza una crema nutritiva.
Imprescindible: No dejes de lado el contorno de ojos, una de las zonas que más delata el paso del tiempo. Usa una crema específica porque, aunque te veas tentada a ponerte la del rostro, esa área requiere “un trato especial”.

Cuerpo: Dúchate con agua tibia y un gel suave, que respete el manto hidrolipídico de la piel. Para mejorar la circulación y combatir la celuli-tis, realiza un masaje ascendente desde los pies hacia el corazón. Alterna también agua fría y caliente en sentido ascendente. Al salir de la ducha es imprescindible aplicar una crema hidratante, que a partir de los 35 años puede ser, además, tonificante.
Imprescindible: Reafirma tus senos al final de la ducha con un chorro de agua fresca, haciendo círculos en el sentido de las agujas del reloj.

Silueta. Un cuerpo sano es resultado de una alimentación equilibrada y de la práctica de actividad física. Come abundantes frutas y verduras, carnes sin grasa y cereales integrales, y evita la bollería industrial y los precocinados. Por supuesto, no te olvides de beber 8 vasos de agua al día. Y si puedes hacer ejercicio todos los días, mucho mejor. Esto no quiere decir que tengas que ir al gimnasio: si no te gusta, tienes más posibilidades como bailar, salir en bicí osimplemente marcarte el objetivo de caminar todos los días 30 minutos a paso ligero.
Imprescindible: Cuida tu postura. Sí las mujeres mantuviéramos el estómago contraído y la espalda recta durante un minuto varias veces al día no nos quejaríamos de tener barriguita.

Manos y pies. Antes de acostarte (o cada vez que te mojes las manos) aplícate una crema específica para manos y uñas. No olvides la zona de los pies al hidratar tu cuerpo.
Imprescindible: Utiliza guantes de goma cuando vayas a limpiar, fregar los platos… Decántate mejor por zapatos con 3 o 4 cm de tacón.

Sonrisa. Una boca sana es sinónimo de belleza. Lavar tus dientes tres veces al día es fundamental. Si comes fuera de casa, lleva en tu bolso un cepillo y pasta de dientes.
Imprescindible: No te olvides del hilo dental y los enjuagues bucales. Si tus encías sangran, lo mejor es que pidas cita con tu dentista.

Pelo. Destierra el mito de que es malo lavarse el pelo todos los días. SI utilizas un champú suave, eliminarás el polvo y la polución que se acumula en él. Cepíllalo a diario.
Imprescindible: Finaliza el aclarado con un chorro de agua fría. Tu pelo lucirá más brillante.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...