Muchas mujeres, en la actualidad, desean tener rizos en sus cabellos y, para ello, recurren al permanente. Éste consiste en un proceso químico que modifica la forma del cabello para que el nuevo estilo (como los rizos) dure varias lavadas.

Sin embargo, en muchas ocasiones, el permanente no queda como lo deseado. En este sentido, puede que el cabello quede demasiado rizado, suelto o encrespado.

Es importante observar que corregir los errores del permanente no resulta fácil, porque éste, lógicamente, pretende un cambio duradero en el cabello. Sin embargo, existen técnicas de rescate que pueden ayudar a solucionar estos problemas y que, a continuación, se presentan:

 

Técnicas de rescate
No perder la calma. La mayoría de las mujeres se asustan y hacen cosas como tratar de poner más solución de permanente en su cabello (cuando lo realizan en casa) o de volver a hacérselo lo que empeora la situación, mucho más, ya que aplicar más líquido de permanente a un cabello recién rizado con permanente lo daña muchísimo.

Levantar el teléfono. Si se ha aplicado un permanente casero, llame al número gratis que aparece en la caja del producto. Es como si fuera un número 911, pero para urgencias en caso de permanentes. Una experta del producto estará al teléfono en cuestión de segundos, lista para explicarle la medida correctiva que debe tomar.

En caso de que un profesional se lo haya hecho y aun así se presente un problema, llame al salón y pregunte qué pueden hacer para corregirlo. Como ahí saben exactamente qué sustancias químicas usaron y cómo procesaron el cabello, lo más probable es que la saquen de su problema.

Aplicar acondicionador a los rizos demasiado apretados. Para aflojar un rizado demasiado apretado, compre un acondicionador fuerte y aplíqueselo. Enjuague y peine. Después use su champú y acondicionador normales todos los días, durante dos semanas; de preferencia, sustituya su acondicionador normal por uno fuerte una vez a la semana.

Peinar los rizos demasiado sueltos. Si el permanente, en apariencia, no rizó u onduló como lo esperaba, simplemente peínelo de la mejor forma que pueda y déjelo en paz. Use un acondicionador fuerte dos veces durante la semana siguiente. Después, si el cabello sigue sin rizarse como debería, vuelva a hacerse el permanente. Pero, en esta ocasión, lea bien las instrucciones del producto. Cuando un permanente no resulta, generalmente es porque el neutralizador (sustancia química que da forma nueva a su cabello) no fue aplicado correctamente.

Verificar su cuero cabelludo En caso de que un permanente le deje el cuero cabelludo enrojecido y sensible es necesario tomar medidas, ya que puede que las sustancias químicas de la solución del permanente hayan irritado el cuero cabelludo. Ante esto, se recomienda la aplicación de una loción o spray de patente que contenga hidrocortisona lo que disminuirá y evitará las cicatrices, que pueden desembocar en la caída de cabello.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...