lucir sandaliasTodas queremos lucir unos pies hermosos en verano y uno de los calzados que más usamos son las sandalias.

Para que esto ocurra, es necesario el cuidado esmerado de nuestros pies y evitar sus problemas más comunes.

A continuación, se presentan estas anomalías y los tips y consejos de belleza para solucionarlos:

Problemas frecuentes en los pies

Dureza: La capa córnea de la planta de los pies es un mecanismo de defensa para soportar agresiones como el roce de los zapatos, por eso es normal que sea algo más dura. Si la eliminas del todo y la dejas demasiado fina se produce un efecto rebote y aparecen más durezas. Una vez a la semana, pasa un rascador específico para talones (¡nunca la cuchilla o el cortacallos!) y cuando la piel esté lisa, aplica la crema para las durezas.

Talones agrietados. Dos veces por semana, frota los talones y otras zonas rugosas del pie con la piedra pómez. Después aplica una crema para talones agrietados, que actúa formando una barrera que protege del roce y mantiene la humedad de la piel frente a la evaporación.

Ampollas Aparecen por el roce y la presión con zapatos de material rígido y después de largas caminatas. Curarlas requiere varios días. No las revientes porque se pueden infectar. Es mejor que las cubras con un aposito de tipo hidrocoloide, que las sella higiénicamente y ayuda a que cicatricen. Para prevenirlas usa un stick antifricción, a base de aceite vegetal hidrogenado, que disminuye el rozamiento.

Uñas encarnadas Ocurre cuando el borde de la uña se clava en la carne causando hinchazón y dolor. Corta las uñas rectas dejando 1-2 mm de borde libre y lima los bordes. Si te pasa, no la manipules porque se puede infectar, mejor acude al podólogo.

Hormigueo. Alivíalo con un baño relajante. En un recipiente con agua fresca, añade un puñado de sal, 5 gotas de aceite esencial de menta (refrescante); de hinojo (desinfectante ) y de la-vanda (relajante). Sumerge los pies 10 minutos.

Consejos adicionales

Hacer, cada 7 días, la pedicura en casa:  Para ello:
1. Retira el esmalte, lima las uñas y sumerge los pies en agua tibia hasta la altura de los tobillos durante 5 minutos.
2. Seca los pies con una toalla y después empuja hacia atrás las cutículas con un palito de naranjo. Córtalas un poco si es necesario.
3. Exf los talones con piedra pómez o una lima. Insiste en el borde de los talones y bajo los dedos. Aclara y aplica una hidratante específica.
4. Da color. Aplica quitaes-malte para limpiar la uña. Extiende la base protectora, 2 capas de esmalte y brillo.

Aplicar fotoprotector en el empeine antes de salir de casa. Está muy expuesto a los rayos UV y puede quemarse.

Lavar por la noche, secar bien y aplicar una crema específica. Contienen ingredientes emolientes (urea y glice-rina) que reblandecen la piel seca de esta zona.

Pasear junto a la orilla del mar. La arena actúa como un peeling para los pies y el golpe de las olas en los tobillos también activa la circulación.

Realizar masajes relajantes. Para aliviar los pies cansados, pon una pelota de tenis bajo la planta y hazla rodar desde el talón a los dedos. Cambia de pie.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...