pies en veranoEl verano es una época de intenso calor lo cual puede representar un problema para varias áreas del cuerpo siendo una de ellas los pies.

Si usamos calzados apretados, con poco ventilación, entre otros factores los pies pueden desarrollar diferentes dolencias como pie de atleta, mal olor, hinchazon, entre otros.

Para evitarlo, existen una serie de cuidados tanto estéticos como de salubridad que se pueden dar en la zona de la pedicura.  A cotinuación algunos de ellos:

¿Qué hacer?

Permitir la transpiración. El pie de atleta aparece a causa de la sudoración extrema, y humedad concentrada por el calor. Es importante utilizar un  calzado apropiado; los plásticos y materiales sintéticos, favorecen su aparición.

Evitar andar descalza. Es mejor acostumbrarse a utilizar sandalias de tela o zapatillas, en las piscinas, playas, saunas, y otras zonas expuestas a mucha humedad.

No compartir las prendas. Las bacterias suelen alojarse en los textiles, como las toallas, y calzados, y pueden transmitirse fácilmente, sobre todo si la persona sufre de una infección.

Secar entre los dedos. Los agentes infecciosos necesitan de la humedad, y si los pies mantienen ciertas partes mojadas por mucho tiempo, serán la zona ideal para que se desarrollen las bacterias.

Prevenir rozaduras. Usualmente, las lesiones como las ampollas, son provocadas por la fricción de la piel desnuda contra el zapato o sandalia, especialmente si son nuevos. Para evitarlas, se recomienda usar un calzado cómodo, transpirable y flexible.  Igualmente se aconseja aplicar un poco de crema hidratante en el calzado nuevo, para ablandarlo.  Se debe proteger la zona cuando se empieza a notar una rozadura. Lo ideal es cambiar de calzado, para evitar la formación de una ampolla.

Efectuar una exfoliación semanal de los pies.  Para ello, acontinuación, se presenta una receta casera que servirá a este propósito. Mezclar 2 cucharadas de azúcar y 1 cucharada de miel y aplicar la pasta resultante en los pies, y masajear bien. Retirar la mezcla con agua tibia, y esparcir una crema hidratante para los pies, para maxi mi zar el efecto.

Cuidar de la resequedad. Llevar los pies al aire junto con la elevada temperatura, provoca una mayor sequedad en la piel, que se manifiesta especialmente en la zona de los talones. Es recomendable usar una piedra pómez en las zonas más rugosas, e hidratar diariamente.  Se aconseja también aplicar un masaje con crema hidratante para combatir la piel seca, y dormir toda la noche con calcetines, sin remover el producto

Visitar a un especialista. En caso de detectar alguna anomalía en los pies (aparición de rugosidades o cambio de color en las uñas, comezón, descamaciones de la piel, o mal olor), es aconsejable ira un podólogo.

Otros cuidados para los pies en verano

■ Aquellas personas que tienen tendencia a la hinchazón en los pies a causa del calor, deben realizar un masaje de abajo hacia arriba con movimientos circulares, e intentar dormir con los pies en alto, colocando una almohada debajo.

■ La sudoración excesiva es un trastorno que puede causar irritaciones y mal olor. Por ello, se aconseja:

  • Lavar la zona diariamente con agua y jabones que retiren las bacterias causantes. Igualmente, el uso de desodorantes ayuda a eliminar el olor del sudor.
  • Retirar las plantillas regularmente y lavarlas, o adquirir otras que absorban la humedad, ya que en los zapatos, es donde se alojan más fácilmente las bacterias y, junto al sudor, provocan malos olores.
  • Introducir ambos pies en un recipiente con agua tibia y sal, acompañadas con unas gotas de aceite esencial de aloe vera.

 

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...