Su piel le pica mucho, se descama con facilidad, sufre de rojeces y erupciones? Si es así, usted tiene la piel sensible.

Esta condición es muy común, ya que, según investigaciones realizadas, alrededor del 60% de las personas tienen este tipo de piel y las cifras, cada día, aumentan.

Este incremento se debe, de acuerdo con los dermatólogos, a factores como mayor exposición a los rayos ultravioleta, la polución ambiental y el estrés entre otros.

Sin embargo, ¿Qué cuidados y consejos deben aplicarse aquellas personas que tienen la piel sensible?

 

Cuidados para la piel sensible
La hidratación y la protección son las claves para el cuidado de las pieles sensibles. Una dermis bien hidratada y protegida es mucho menos irritable, más resistente ante los cambios, ya sean externos o internos, y presenta mayor grado de confort.

De ahí que los cosméticos destinados a este tipo de pieles contengan, además de ingredientes que retienen la humedad, otras sustancias con unas características muy concretas:

De gran pureza. Muchas de las reacciones adversas están causadas por las impurezas de las materias primas empleadas en los cosméticos, por eso estos productos son de gran calidad.

Reparadoras. La urea, los liposomas y las ceramidas ayudan a recuperar la capa superficial de la piel.

Calmantes. Los extractos vegetales de áloe, vid, caléndula, camomila, regaliz o sauce mitigan la sensación de picor. Hay cosméticos que incluyen aguas termales, adecuadas para tratar la sensibilidad cutánea. Por último, también se agregan sustancias como el castaño de Indias (protege los capilares sanguíneos) y la avena o las algas marinas (aumentan las defensas de la epidermis).

 

Lo último en hidratación
A continuación algunos tratamientos para hidratación que ayudan a las personas con la piel sensible:

Acuaporinas. Se trata de proteínas que controlan la entrada y la salida de agua de las células de la piel. Se sabe que la cafeína, el té verde, el mentol, el aceite de árbol de té y algunas vitaminas estimulan la actividad de las acuaporinas.

Betaína. Es un nuevo principio activo capaz de retener agua en su estructura. Se está incorporando en las fórmulas de cremas hidratantes. Resulta Incluso apto para las pieles sensibles porque no es irritante.

Granada. Su extracto activa la función de las acuaporinasyevita la degradación de la fibras de colágeno de las pieles maduras. Estosetraduce en una mejora de la hidratación cutánea y de la estructura de la dermis pareciendo más joven.

Melón. Es muy rico en agua (95%), mucílagosy vitaminas, que le confieren propiedades hidratantes y suavizantes. Se está incorporando en las fórmulas de cosméticos reparadores, hidratantes corporales, after-sun, etcétera

 

Consejos de belleza para la piel sensible
Usar cosméticos de calidad. Procura usar siempre buenos cosméticos formulados específicamente para este tipo de pieles. Asegúrate de que son hipoalergénicos y no comedogénicos para minimizar el riesgo de reacciones.

Utilizar cremas de texturas fluidas. Este tipo de cremas provocan menor intolerancia que las cremas más untuosas.

Ser fiel al producto. Cada vez que usas una nueva crema, es una prueba para tu piel, ya que puede reaccionar. Así que si un cosmético te va bien, no cambies.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...