piel apagadaÚltimamente cuando miras el espejo, observas que la piel de tu rostro, cada día que pasa, se ve más apagada y te preguntas ¿Qué está sucediendo?

Es importante observar que, a medida que envejecemos, se empiezan a producir cambios en la piel  (la melanina comienza a repartirse de fomar desigual, se genera menos colágeno y, por ende, la dermis se va haciendo más delgada, etc.) que impiden que refleje bien la luz. Por eso el rostro parece más mate, apagado…

En definitiva, que ya no tiene la frescura y el tono rosado de la juventud, con lo que te ves más mayor.

Sin embargo, se puede recuperar la luminosidad del rostro,  si se da al cutis los cuidados que se merece.  A continuación, algunos consejos para lograr unos hábitos saludables y descubres los trucos de maquillaje que dan luz.

Rutina de belleza: Elemento fundamental y vital

Si quieres tener una cutis luminoso, es importante desarrollar una rutina de cuidado facial diario y que, a continuación, se describe:

Limpieza infalible Para hacerla correctamente, se debe adquirir un gel o un jabón de glicerina (no es recomendable utilizar el jabón tradicional), y realizar un lavado con agua tibia en la mañana, antes de salir a la calle. Por la noche, se debe repetir el proceso para retirar todas las toxinas o posibles residuos.

Hidratación potente Utilizar lociones si se tiene la piel muy grasosa o mixta, ya que este paso tiene la finalidad de que se produzcan los aceites naturales, y las cremas pueden retrasar el proceso en estos tipos de cutis. Por otra parte, si se tiene la piel sensible o reseca, es preferible el uso de cremas, al menos una vez al día.

Humectación preventiva La hidratación es una fase sumamente importante y debe hacerse diariamente; sin embargo, a veces se salta por cuestiones de tiempo. Por este motivo, la humectación con mascarillas (bien sean naturales o preparadas), es crucial para garantizar la salud y el buen estado del rostro. La mascarilla de aguacate es una excelente alternativa.

Protección continua A pesar de que el sol es una fuente inigualable de vitaminas y minerales para la piel, también tiene sus contras. Se debe aplicar un par de veces al día un protector solar compuesto por un factor 30, para combatir los daños causados por los rayos ultravioleta.

Cambio de hábitos

Algunas mujeres tienen ciertas manías con las que, inconscientemente, le pueden estar haciendo leves daños al cutis. Entre ellas están:

■ Tocar el rostro. Las manos están en contacto con una incontable cantidad de bacterias, y con el roce continuo, se estarán transfiriendo a la cara. La suciedad queda atrapada en los poros, y permite que se desarrollen los granos.

■ Elegir cualquier producto. Es importante determinar cuál es el tipo de piel que se tiene, para poder adquirir productos que se adapten a ella, ya que los que no sean apropiados no serán eficaces para su propósito, e incluso pueden empeorar la situación.

■ No dormir lo suficiente Es necesario dormir de 7 a 8 horas al día. Ten en cuenta que tu piel necesita el descanso para autorrepararse, poner en marcha la renovación celular y para fabricar colágeno y elastina. Por eso descansar poco es sinónimo de cutis apagado

■ Fumar. Es necesario dejarlo, ya que de lo contrario la piel se ve más envejecida, ya que dificulta la llegada del oxígeno y los nutrientes a la piel.

■ Olvidar la exfoliación La exfoliación es esencial y, por ello, se recomienda hacerlo cada 15 días. La piel refleja mejor la luz cuando está lisa, libre de las células muertas que le dan un relieve irregular. Elige la exfoliante (con microgránulos si tu piel es gruesa, con enzimas si es fina) y aplícala con un masaje suave que active la microcirculación. Se recomienda también aplicar ampolla de vitamina C después de exfoliar la piel. La vitamina C pura (al 5%-15%) atenúa las líneas de expresión, reduce los poros dilatados y aclara las manchas por lo que dará un extra de luminosidad a tu rostro.

■ No realizar masajes en el rostro Es importante aplicar la crema de noche con un masaje especialmente la de noche porque así aumentas la microcircu-lación, de forma que se aprovechan mejor los activos de la crema. Cómo hacerlo. Desde el mentón y en dirección a las mandíbulas, haz pequeños movimientos circulares con la yema de los dedos, desde el interior hasta el exterior del rostro. Repite los movimientos partiendo de la base de la nariz y hacia las orejas, continúa porencimade las cejas y después alisa la frente.

Estilo de maquillaje que más ilumina

Tres son los aliados que consiguen dar luz a tu piel de forma espectacular:

* Primero una prebase: Las arrugas y los poros dilatados crean sombras minúsculas sobre la piel. Si antes de maquillarte aplicas una prebase, la superficie del rostro se iguala, se alisa y parece mucho más luminosa.

* Después una CC Cream, Además de hidratar, proteger y dar color al cutis, las CC Creams crean más luz por efecto óptico. Lo consiguen gracias a los pigmentos soft-focus, que reflejan la luz como un espejo. De esta forma, las imperfeccionesy las arrugas se difuminan y la piel gana luminosidad.

* Por último, un toque de lápiz iluminador en puntos estratégicos: hueso de las cejas, sóbrelos pómulos y en el hueco de la barbilla.

Dos trucos que funcionan

♦ Dos gotitas de aceite para el rostro. Extiéndelas después de la hidratante o de la base de maquillaje y únicamente sóbrelos pómulos y en el párpado superior. Le darás a tu piel un atractivo acabado satinado.

* Jerséis y pañuelos de color marfil. Las prendas de ropa que están cerca del rostro roban o añaden luz al cutis.Compruébalo: el negro le da un aspecto apagado mientras que el blanco o el crudo multiplican la luminosidad.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...