pie de atletaEl pie de atleta es causado por un hongo que se reproduce en los ambientes cálidos y húmedos como los vestuarios de un gimnasio y las áreas alrededor de las piscinas.

La piel escamosa y con picazón, especialmente entre los dedos del pie, es el síntoma más común.

Si se lo deja sin tratar, el hongo puede hacer que la piel se ampolle y resquebreje y también puede extenderse a otras partes del cuerpo.

Remedios para combatir el pie de atleta

Remedio para el pie de atleta #1: Remojar los pies infectados en agua salada durante diez minutos  (una cucharadita de sal por cada taza de agua).  Este remedio debilita los hongos y reduce la transpiración.  Para beneficios adicionales, aplicar una pasta de bicarbonato de soda y agua tan pronto como los pies estén secos, luego enjuagúelos después de un minuto.

Remedio para el pie de atleta #2 Aplicar dos veces al día jugo de limón en la zona afectada.

Remedio para el pie de atleta #3: Hervir a fuego lento una docena de ramitas de canela en seis tazas de agua durante cinco minutos, y dejarla en reposo hasta que se enfríe un poco.  Aplicar en la zona afectada.

Remedio para el pie de atleta #4  Mojar, una vez al día,  los pies con vinagre de sidra de manzana. Deje secar durante 30 minutos, luego enjuagar con agua limpia y secar.

Remedio para el pie de atleta #5 Cubrir, a la hora de acostarse,  las áreas afectadas con miel pura y dejar puesta por 20 minutos.  Después enjuagar cn agua limpia y secar.

Remedio para el pie de atleta #6 Colocar directamente yogur natural en la zona afectada.

Remedio para el pie de atleta #7: Aplicar de cuatro a diez gotas de aceite esencial de árbol de té no diluido para cubrir el área afectada.

Remedio para el pie de atleta #8 Poner ajo picado en los calcetines (medias) antes de irse a la cama y usarlo toda la noche.  El ajo crudo es un antibiótico poderoso y ayuda a reducir el hongo que causa el pie de atleta.

Recomendaciones

Secar los pies después de lavarlos con una secadora de cabello, luego ponerlos dentro de una gran bolsa de papel antes de espolvorearlos con talco.

Usar calzados bien ventilados que tengan tiempo de secarse antes de volver a ser utilizados.

Utilizar calcetines o medias de algodón que se cambian cuando se humedecen por la transpiración.

No usar nunca zapatos o sandalias de otra persona

No secarse con toallas que hayan utilizado otras personas.

Aplicar desinfectantes o vinagre blanco dentro de los zapatos tan pronto como se los quite con el fin de evitar una nueva infección.

Evitar andar descalzo en el gimnasio, habitaciones de hotel y cualquier otro lugar donde ha habido gente descalza.

Evitar el consumo de productos con levadura como los panes y otros productos horneados,

Acudir al doctor si se observa:

- Hinchazón en el pie o la pierna y tenga fiebre.
- Acumulación de pus en las ampollas o resquebraduras de la piel.
- Interferencia del pie de atleta con la actividad normal.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...