cabello veranoAl llegar el verano, protegemos nuestra piel del sol, pero, en ocasiones, nos olvidamos que nuestro cabello también está expuesto a los daños que sus radiaciones ultravioleta pueden causarle.

Sin embargo, no sólo el Sol puede producir problemas a nuestro cabello en esta estación del año sino también los baños en el mar o la piscina, que significan “sal y cloro”, pueden tener sus consecuencias.

A continuación, se presenta una serie de tips y consejos de belleza relacionados a los cuidados que se deben dar a la melena antes, durante y después de la exposición solar, del mar o la pisicina para que sobreviva al verano y se mantenga sana todo el año.

Tips para mimar la fibra capilar antes de expornerte al sol

Usa acondicionadores con glicerina o urea. Aportan hidratación al cabello y los puedes encontrar “con o sin aclarado”. Los aceites para el pelo y los activos impermeabilizantes (las siliconas y las ceras) evitan que el agua del cabello “se escape” y, por tanto, ayudan a mantener la melena hidratada.

Revisa el tipo y el tono de tinte que usas. Los cabellos coloreados, más frágiles y porosos, son los más perjudicados con las altas temperaturas. Para que estén más sanos y se vean más bonitos: Usa un tinte sin amoníaco, que puede resultar agresivo para el pelo; y sin PPD o resorcinol, que puede irritar el cuero cabelludo.

Opta por uno que sea medio tono más oscuro que tu color habitual porque el sol aclara el color del cabello. Además, ten en cuenta que los tonos oscuros dañjrnós brillo y disimulan mej daños de las cutículas.

Evita las decoloraciones muy drásticas (por ejemplo, las mechas de color platino). Si aclaras varios tonos tu color natural del pelo, este se debilita aún más.

Consejos para proteger el cabello durante la exposición al sol

Usa el fotoprotector capilar que mejor te va. Cuando te quitas el sombrero (para bañarte, por ejemplo) el pelo queda completamente desprotegido frente al sol. Por eso es necesario usar un fotoprotector específico para el cabello que, gracias a los filtros solares UVA y UVB, frena la formación de radicales libres y mantiene el agua en el interior déla fibra capilar. La elección del producto depende de tu tipo de cabello y tus gustos personales. Debes renovarla aplicación cada 2 horas aunque sea resistente al agua.

Si tienes el pelo corto, fino o graso escoge un fotoprotector capilar de textura ligera (espuma, gel y fluido) Cuando lo apliques evita la zona cercana a la raíz para no sobreengrasarla.

Los cabellos largos, secos o abundantes se benefician de las texturas ricas (aceites y emulsiones) que aportan más nutrición y suavidad.

Tips a la hora de lavar tu cabello en verano

En verano, el cabello necesita más mimos, especialmente a la hora de lavarlo.  Por ello, se recomienda seleccionar champús sin sulfates. Son tan eficaces como los champús habituales, pero como llevan menos sustancias detergentes, el cabello no se reseca tanto.

Altérnalos con champús nutritivos: contienen aceites vegetales, karité y ceramidas que reponen los lípidos naturales que se pierden con los lavados.

Lava el pelo solo cuando sea necesario. La razón es sencilla: el sebo que se fabrica en el cuero cabelludo se desliza sobre el cabello al peinarlo y lo protege de la deshidratación. Si vas a la playa a diario, un día puedes lavarte el pelo con champú y el otro únicamente retirar con agua los restos de sal. Ten en cuenta que si te pones siempre el fotoprotector, también estás protegiendo el pelo de la suciedad. El cabello graso también necesita hidratación. Aplica el acondicionador solo en las puntas y acláralo con abundante agua. Elige la fórmula más adecuada a tu tipo de pelo: con ceramidas y aminoácidos si es fino y quebradizo; o con aceites si es seco.

Conserva un color brillante y duradero. El sol y los lavados frecuentes aceleran la pérdida del tinte. Más visible en los cabellos rojizos y rubios, es posible frenar esta “decoloración” usando: Productos específicos para cabellos teñidos. Contienen filtros solares, antioxidantes (vitamina E) y siliconas que frenan la degradación de los pigmentos del tinte haciendo que el color dure más. Aceites, sprays o productos que no necesitan aclarado porque actúan como un escudo que protege el color del pelo. Aplícalos antes de salir de casa.

Consejos para un tratamiento capilar en verano

Los tratamientos a base de keratina, tanto los que se realizan en casa como en la peluquería, dan muy buen resultado en los cabellos finos y porosos, es decir, aquellos que se resecan y rompen confacilidadyque, a su vez, tardan en secarse.

La queratina, que es la proteína que más abunda en el cabello, rellena los huecos y sella las roturas dejando el pelo reparado, flexible y sinencrespamiento durante semanas.

Otra opción es tomar 1-2 cápsulas al día de aminoácidos azufrados (cistina y metionina) y minerales. Refuerzan el cabello desde el interiorya que favorecen la formación de queratina en los folículos capilares.

 

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...