cómo no engordar en diciembreDiciembre es un mes donde las fiestas y las cenas presentan una gran abundancia de manjares ricos en grasas y azúcares altamente calóricos.

Por ello, es todo un reto tratar de seguir una dieta equilibrada y aún más mantener el peso.

Todo dependerá de los alimentos que consumamos y, por esa razón, consideramos importante detallar aquéllos que debemos consumir sólo de forma ocasional o moderada y cuáles nos conviene ingerir de manera frecuente.

Alimentos de consumo ocasional

Licores. Calorías vacías que engordan y alteran la calidad del sueño. Los peores, los tipo crema: hasta un 40% de alcohol y 60% de azúcar.

Caviar. Rico en grasa, sodio y colesterol. Los sucedáneos tienen menos calorías, pero más sodio: 100 g aportan más de lo que se puede tomar en un día.

Paté. Suele servirse sobre tostadas como entrante. Es calórico, rico en grasas y sodio, pero a su favor está su alto contenido en hierro.

Polvorones. Ricos en grasas malas y calorías. Un polvorón (30-40 g) aporta 160 cal, y los mazapanes superan las 500 cal por 100 g.

Ahumados. Calóricos y con mucha sal (el pescado ahumado tiene 20 veces más sodio que el fresco), deben consumirse ocasionalmente.

Canapés. Al ser pequeños parecen inofensivos, pero pueden aportar más calorías que un segundo plato. Toma 2-3 y evita los que tengan mucha grasa.

Consumo moderado

Cava. Es una de las bebidas con alcohol más ligeras y posee propiedades antioxídantes. Además, el gas carbónico que incluye favorece la digestión.

Salsas. Sólo un par de cucharadas pueden “añadir” más de 100 cal. Además, resultan difíciles de digerir por su elevado contenido en grasas.

Turrón. El postre navideño por excelencia. Aunque existen mil variedades, las más saludables son la de Jijona y Alicante al llevar frutos secos.

Gambas y langostinos. Ligeros sí, pero contienen colesterol y purinas, sustancias que se transforman en ácido úrico. Tómalos con moderación.

Ibéricos. Sus grasas son cardiosaludables. Además aportan muchas proteínas, vitaminas y minerales, pero son muy calóricos.

Moluscos. Vleiras, almejas, mejillones… Los moluscos con caparazón resultan ligeros y fáciles de digerir, sobre todo si se preparan al vapor.

Fruta seca. Dátiles, orejones, o pasas son perfectos para sustituir los postres dulces. Además te aportan hierro, calcio y potasio. Solo un puñadlto.

Quesos. Ricos en calcio y proteínas, pero cuanto más curados, más grasa contienen. Opta mejor por los frescos, tiernos o semicurados.

Consumo frecuente

Ensaladas y crudltés. Aunque los ojos se te vayan a los fritos, intenta incluir en tu menú navideño verduritas crudas y ensaladas en abundancia.

Pavo, pollo, capón. Buenas fuentes de proteínas y además, pobres en grasas, por lo que se digieren muy bien. La carne de capón es algo más calórica.

Pescado blanco. Ligero, sabroso y muy saludable. Con apenas un 1 % de grasa es un alimento fácil de digerir si se cocina al horno o al vapor.

Pina y uva. La primera ayuda a digerir y las segundas depuran. Las dos son típicas de estas fechas, bajas en calorías; y ricas en vitaminas y fibra.

Recuerde que el truco para no engordar en diciembre consiste en moderar la cantidad y elegir bien los alimentos

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...