iniciar ejercicioSobre el ejercicio físico se ha dicho tanto a favor que casi todas las personas saben que sus vidas serían mejor si lo practicaran.

Sin embargo, la falta de tiempo, la pereza y la lluvia, son algunas de las excusas que con más frecuencia se usan para no empezar alguna rutina.

Entonces surge la siguiente pregunta: ¿Cómo podemos motivarnos para, por fin, iniciar un programa de ejercicios?

A continuación algunos consejos para iniciar con buen pie

Consejos para motivarse para hacer ejercicio

No espere al lunes. Muchas personas se dicen: “empiezo a caminar el próximo lunes” o “me inscribo en el gimnasio el 1 de julio para aprovechar bien el mes que voy a pagar”. Si por alguna razón se pasan por alto esas fechas, se vuelve a postergar una semana más o un mes más.

Cualquier día es bueno para empezar, el martes o mañana 13 de junio. Empiece ya con una caminata por el barrio o con 15 minutos en la máquina de ejercicios que tiene años sirviendo como colgador de ropa.

Empiece de apoquito.  Muchos están convencidos de que “si no duele, no funciona”, y en su primer día de ejercicio se esfuerzan tanto que al día siguiente casi no pueden ni subir escaleras y mucho menos hacer más ejercicios. El cuerpo necesita irse acostumbrando; vaya de poquito a poquito y así podrá mantener su rutina y aumentarla con el tiempo.

Cómprese algo nuevo. Hay gran variedad de ropa deportiva en las tiendas, de todos los precios. Adquiera un par de zapatillas nuevas o un bonito conjunto para entrenar.

Ropa de ejercicio a la vista. Si se ha propuesto ir a caminar a las 6:00 a.m., deje la noche anterior la ropa a mano. Así, en cuanto suene el despertador, verá la ropa allí y no tendrá la excusa de “qué pereza levantarme, y además ni sé dónde están las zapatillas”.

Consiga un compañero.  Hacer ejercicios entre dos es más entretenido y la persona se siente más obligada a mantenerse en su rutina porque sabe que tiene un compromiso.

Sea más activo. Si ahora mismo le resulta imposible encontrar unos minutos para ponerse unas zapatillas, propóngase ser más activa: suba escaleras, no use el carro para todo, estaciónese un poco más lejos.

Aléjate de la tv. Suma las horas que pasas frente a tu programa favorito; ahora pregúntate si en realidad no tienes espacio para el ejercicio. Estudios demuestran que entre menos televisión ves, más calorías quemas.Y suena lógico.

Ten retos Si tu competencia eres tú misma, será más fácil llevar la cuenta. Si hoy corriste 20 minutos, que la próxima semana sean 30. Pero también puedes retar a alguien más, el estímulo de ganar siempre ayuda, ¡no te detengas!

Ahorra tiempo Si te ejercitas en casa evitarás hasta horas en el tránsito. Compra unos buenos DVDs, suscríbete a algún podcast o canal deYoutube y actívate en la comodidad de tu hogar

Busca tu ritmo, pero de música. Explora ¡Tunes y adquiere la música que más te gusta. Es mágico cómo se mueven nuestras piernas, nuestros pies y nuestro corazón cuando bailamos al ritmo de algo que realmente disfrutamos

Quema más  Cuando sigues un régimen de ejercicios quemas más calorías durante el día. Esto te ayudará a mantenerte en tu peso, aunque no lleves una dieta.

Tenga paciencia Un error muy común es pensar que la actividad física es para adelgazar, y si no se ven resultados rápido se cuelgan los guantes. Ejercitarse no es una poción mágica. Es casi imposible que después de una semana se pierdan libras ose ganen cuadritos en el estómago. Ver esos resultados toma tiempo. Pero hay otras recompensas que sí se ven tan pronto empezamos: disminuye el estrés, nos pone de mejor ánimo sin necesidad de tanta cafeína, y nos hace dormir mejor.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...