mascarilla de avenaLa avena, originaria del sur de Europa y perteneciente a la familia de las gramíneas, es una planta anual que puede alcanzar hasta un metro de altura y sus flores, al igual que los granos, se agrupan de dos en dos, en espigas.

Se utilizan las semillas (los granos) completas y el salvado. Se siembra a principios de la primavera, para ser cosechada al final del verano.

En cuanto a su composición, la avena es fuente de ácidos grasos poliinsaturados (cardiosaludables), vitaminas y minerales. Además, contiene fitosteroles, enzimas, mucílagos y alcaloides (no tóxicos).

Propiedades curativas y de belleza de la avena

Durante siglos, ha sido la base de la alimentación de pueblos de reconocido vigor, como los escoceses, que la consideraban símbolo de fuerza. No en vano, es uno de los cereales de mayor valor energético y nutritivo, pero además, es medicinal. Se usa para calmar los nervios y, sobre todo, es uno de los principales ingredientes de muchos de los cosméticos que se utilizan para el cuidado diario de la piel.

Aplicada externamente, destaca por sus propiedades emolientes y regeneradoras. Hidrata, suaviza y protege todos los tipos de piel, incluso la de los bebés, y se utiliza, muy especialmente, para el cuidado de las pieles grasas o sensibles. Estas propiedades se atribuyen a su riqueza en silicio y mucílagos.

Por vía oral, es un buen equilibrador del sistema nervioso, ya que tanto lo puede tonificar como relajar. Su efecto relajante se debe a que contiene pequeñas cantidades de un alcaloide no tóxico, la avenina, de marcado efecto sedante.

Su uso ayuda a conciliar el sueño, por lo que es útil para combatir el insomnio. También se puede emplear como complemento para reducir la ansiedad en fumadores en fase de deshabituación al tabaco.

En cuanto a su efecto tonificante, es muy eficaz para estimular la capacidad física y la mental, siendo ideal para niños en edad de crecimiento, convalecientes y deportistas o personas que realizan una gran actividad muscular e intelectual.

Asimismo, gracias a sus mucílagos, suaviza y protege la mucosa digestiva y contribuye a mejorar la digestión. También ayuda a disminuir el colesterol y la glucosa.

Mascarillas y otras recetas de belleza natural con avena

Baño de avena para suavizar la piel: Se elabora con la decocción de dos cucharadas soperas de granos en un litro de agua. Hervir durante cinco minutos y después filtrar. Añadir al agua de la bañera.

Mascarillas para combatir las arrugas: Se prepara con harina de avena, glicerina y agua de rosas.

Mascarilla para piel grasa: Machacar 5 higos sin pelar y 5 uvas. Hacer una decocción con un puñado de tomillo en una taza de agua mineral dejándola reposar media hora. Mezclar el puré con la infusión y añadir diez gotas de aceite esencial de salvia y 2 cucharadas de copos de avena (si desea hacer la mascarilla más espesa puede añadir más avena)  Aplicar sobre el rostro limpio y dejar actuar de diez a treinta minutos. Retirar con agua templada. Apta para usar semanalmente.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...