masajes faciales caserosTodas queremos lucir un rostro suave y terso y, para ello, aplicamos diferentes cremas, lociones y mascarillas dependiendo de nuestro tipo de cutis.

Podemos complementar lo anterior, con masajes faciales cuyo procedimiento se puede realizar en la comodidad de nuestro hogar.

Estos masajes tienen como fin relajar y ayudar a los músculos a mantener su firmeza; igualmente, pueden prevenir la aparición de arrugas y el envejecimiento prematuro de la piel.

Sin embargo, surgen las siguientes preguntas: ¿En qué consiste, exactamente, estos masajes? ¿Cuáles son sus pasos?

Simples pasos

Esta técnica se puede hacer en la comodidad del hogar, en cualquier momento que se desee, ya que el proceso no dura más de 20 minutos. Abarca desde el pecho hacia arriba, cubriendo el cuello y todo el rostro.

Solo hay que tener a mano un aceite o crema (como aceite de almendras), y seguir los siguientes pasos:

■ Comenzar a masajear con movimientos ascendentes, desde el área del escote.

■ Utilizar la yema de los dedos y ambas manos, sin ejercer presión. Continuar estos movimientos de manera ascendente, e ir subiendo hasta el cuello, siempre usando la yema de los dedos.

■ Cuando se llegue a la parte superior del cuello, con todos los dedos juntos y utilizando la palma de la mano, masajear suavemente.

■ Pasar a la mandíbula y la barbilla (sobre todo en el área de la papada).

■ Deslizar los dedos suavemente sobre el rostro, en dirección de los músculos, con los mismos movimientos que se vienen haciendo.

■ Buscar el centro de la frente y masajear siempre utilizando la yema de los dedos, con movimientos hacia las sienes.

■ Frotar el hueso alrededor de los ojos. Abrir los dedos y masajear sobre el párpado y alrededor del hueso, siempre con movimientos ascendentes.

■ Cruzar los dedos entre sí y pasar la mano por la nariz. Luego, con los pulgares hacia ambos lados, comenzar a frotar haciendo círculos.

■ Colocar las manos de manera que los pulgares queden encima de la oreja en ambos lados, y los dedos índices en medio de la frente. Ejercer un poco de presión, realizando movimientos circulares.

■ Cuando se finalice, darse pequeñas palmaditas en el rostro para estimular la circulación.

Beneficios de los masajes faciales

■ Aportan brillo y suavidad.
■ Tonifican los músculos del rostro.
■ Nutren la piel.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...