Cuál tipo de máquina para hacer ejercicio me conviene más?Ha pensado comprar una máquina para realizar ejercicios en la comodidad de su hogar, pero tiene dudas de cuál es el más conveniente para usted?  Si es así, sepa que no está solo o sola, ya que miles de personas no saben con exactitud cuál máquina le ayudará  mejor.

Primeramente, es necesario saber que el tipo de máquina que se decida utilizar para hacer ejercicio dependerá del objetivo que se tenga en mente.

En este sentido, se explica, a continuación, los objetivos más comunes y su máquina de hacer ejercicio más conveniente.

Los objetivos y las máquinas más acorde

Lograr mejores condiciones. Los caminadores son excelentes ya que en ellos se puede trabajar en distintas intensidades y ejercitar en un terreno plano y uno inclinado. Las bicicletas estáticas son magníficas para desarrollar fuerza en las piernas y endurecer músculos posturales, y una elíptica  es excelente para desarrollar fuerza en las piernas y crear coordinación.

Bajar de peso. Cualquiera de los equipos es recomendable para perder peso. La pérdida de peso va a depender más de la intensidad y frecuencia en que se trabaje, es decir, cuántas veces a la semana y en qué intensidad de esfuerzo y el régimen de una buena alimentación, más que en un equipo específico.

Tonificar grupos musculares. El correr o trotar nos ayuda a perder peso, endurecerlas piernas y bajar la grasa del abdomen; también nos ayuda a fortalecer los glúteos que son músculos posturales.  Las bicicletas estáticas desarrollan las piernas. La elíptica es excelente para el trabajo de brazos y piernas. Es importante entender que todos estos equipos son mecanismos para el trabajo de resistencia cardiovascular, si queremos desarrollar fuerza o flexibilidad debemos hacer otro tipo de ejercicios.

Reducir abdomen y cintura. La mayoría del tiempo la grasa extra que rodea el abdomen se pierde con la combinación de ejercicios cardiovasculares y una buena alimentación; el tomar mucha agua es siempre primordial.

Además es importante hacer ejercicios abdominales de largas repeticiones (que pueden hacerse sin la ayuda de máquinas o con artefactos específicos para el área) para ayudar al proceso completo. En definitiva, es un conjunto de hábitos que trabajan a la vez los que nos llevan atan esperado resultado.

Después de todo, ¿Puedo ejercitarme con la máquina que deseo adquirir?

Otra pregunta importante antes de adquirir un equipo  para hacer ejercicio es si  puede ejercitarse o existe alguna condición  que requiera primero una consulta al médico.  Veamos algunos de ellas:

Embarazo. Una embarazada debe consultar al médico antes de empezar a utilizar cualquier equipo, sin embargo, una vez permitida, la embarazada puede entrenar en cualquiera de las máquinas cardiovasculares, siempre y cuando monitoree la intensidad de trabajo.

Lesión en rodillas. Prescripción del médico: es importante identificar exactamente qué tipo de lesión tiene el paciente y de ahí seguir al pie de la letra las instrucciones del médico.

Lesión en la espalda. Las lesiones de espalda pueden llegar a ser complicadas si no hacemos los ejercicios correctos para su mejoría. Es importante llevar un seguimiento del médico para definir cuál es la mejor opción. El entrenar cardiovascularmente es importante para personas que sufren de dolores de espalda, pero mucho más importante es el fortalecer aquellos músculos que dan soporte a la espina dorsal.

Más de 50 años. Si la persona está sana y no sufre de ninguna condición crónica de enfermedad, puede utilizar cualquiera de los equipos cardiovasculares. Es recomendable que trabaje entre 3-4 días ala semana una rutina cardiovascular y de 2-3 veces por semana una rutina de desarrollo de fuerza muscular.

Obesidad. La obesidad es una condición que debe atacarse con diferentes actividades, principalmente cambiar hábitos alimenticios. Es importante el desarrollar una rutina cardiovascular de por lo menos 3-5 días a la semana, el utilizar estos equipos es una excelente opción.

Es importante una evaluación general del médico para identificar alguna situación crónica de lesión que pueda afectarle al entrenar. Una buena opción es caminar a un paso rápido por periodos de 45-55 minutos de tres a cinco veces por semana.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...