maquillaje permanenteHoy, más que nunca, se da mucha importancia a la imagen. Toda mujer desea verse y sentirse bella y bien arreglada en todo momento.

Sin embargo, debido a los múltiples compromisos profesionales, se tiene cada vez menos tiempo para ello. Tal vez, por esa razón, el maquillaje permanente, o micropigmentación, ha adquirido gran popularidad en los últimos años.

El maquillaje permanente no sólo ahorra tiempo sino que brinda una solución a problemas como las alergias a los cosméticos, las alopecias y la poca destreza para maquillarse. Sin embargo, surge la siguiente interrogación

 ¿En qué consiste el maquillaje permanente?

La micropigmentación es una forma de tatuaje, lo mismo que el maquillaje semipermanente y el tatuaje decorativo como lo conocemos. Veamos las diferencias de cada una de ellas:

El maquillaje semipermanente consiste en la implantación de un pigmento a nivel del estrato córneo de la epidermis, y el efecto puede durar quince días. Se usa generalmente como una prueba previa a la micropigmentación o para simular un tatuaje.

La micropigmentación se basa es la implantación de pigmentos a nivel subepidérmico, en la capa basal germinativa. La duración está determinada por la renovación natural de las capas de la piel, que termina por eliminar el pigmento (generalmente en dos años).

Los tatuajes se definen como manchas producidas por sustancias coloreadas, que no se disuelven ni se reabsorben y que son introducidas en la piel por vía transepidérmica y se visualizan por transparencia a través de la lámina epidérmica. Como la implantación del pigmento se hace a nivel intradérmico, su duración es indefinida.

Con la micropigmentación se puede brindar soluciones a nivel estético (embellecimiento, correctivo y de camuflaje) y correctivo.

En el aspecto estético, se puede rectificar la línea de las cejas, perfilar y rellenar los labios, perfilar y trazar la línea de los ojos, rellenar la zona de las cejas cuando son escasas o no existen y dibujar lunares y pecas.

En cuanto al nivel correctivo, se utiliza para disimular alopecias, eliminar manchas, ocultar cicatrices y camuflar estrías.

En cuanto a los pigmentos empleados en la micropigmentación, éstos son hipoalergénicos, inalterables a la acción de la luz, resistentes al calor y a agentes atmosféricos y químicos, y tienen una buena intensidad colorante. En su mayoría son de origen vegetal y mineral.

Algunos factores modifican la cantidad de pigmento que penetra en la piel, entre ellos el grosor de la aguja, el tiempo que permanece adentro, el ángulo y profundidad de la penetración, el número de puntas y la velocidad a la que trabaja la máquina.

¿Cómo es una sesión de micropigmentación?

El médico debe consultar a la paciente sobre lo que espera obtener al final de este tratamiento. Luego, el especialista debe preparar el equipo y estudiar el rostro y la zona a tratar.

Posteriormente, con un lápiz, debe delinear todas las correcciones, simulando lo que será más tarde la micropigmentación definitiva. De esta forma la paciente podrá tener una idea bastante aproximada de cómo va a quedar. El médico debe esperar, en ese momento, la aprobación de la paciente para poder continuar. Una vez recibe la confirmación, el experto realiza entonces la mezcla de colores teniendo en cuenta los deseos de la paciente y el tono de su piel, su cabello y sus ojos.

La mezcla se prueba sobre la piel, para tener la certeza de que la tonalidad es la más adecuada. Luego el especialista procede a limpiar perfectamente la zona que va a trabajar y da inicio al tratamiento.

Una vez finalizado el tratamiento, el médico limpia nuevamente la piel y aplica una pomada antiinfiamatoria. Generalmente el procedimiento dura unos cuarenta y cinco minutos, pero esto puede variar según el tipo de piel de la paciente y lo que ella se quiera hacer. Es bueno que el especialista practique un seguimiento en los quince o treinta días posteriores.

 ¿Conveniente o no?

La micropigmentación en personas sanas se considera un tratamiento seguro; sin embargo, es una contraindicación absoluta realizarlo si la zona presenta inflamación, infección o cualquier alteración de la piel.

Por otra parte, no es favorable en personas que presenten cualquier tipo de patología sistémlca crónica, o estén en período de gestación o lactancia.

Tampoco es recomendada para personas con:
■ Reacciones alérgicas a alguno (o todos) los componentes.
■ Historial de herpes.
■ Alteraciones en la cicatrización y coagulación.
■ Inflamación, infección o alteración dermatológica de la zona a tratar.

Es necesario seleccionar con cuidado a un especialista. Para evitar resultados desagradables, es importante verificar que tenga reputación y profesionalismo en esa área. Igualmente, se debe prestar mucha atención a los procedimientos de esterilización que utiliza y preguntar si se emplean materiales desechables.

Es importante recordar que este maquillaje, una vez puesto, no puede borrarse con facilidad. Por ello, resulta importante que la mujer esté completamente segura de lo que quiere antes de dar el último paso, ya que luego será difícil de regresar atrás.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...