peinado gimnasioHemos decidido poner nuestro cuerpo en forma y, para ello, iremos al gimnasio varias veces a la semana.

Ya hemos comprado todo lo necesario incluyendo las zapatillas, botellas de agua, etc.

Sin embargo, nos surgen interrogantes… Si vamos a sudar al gimnasio ¿Debemos usar maquillaje o sólo la cara lavada? ¿Cuáles peinados son los más adecuado?

El maquillaje: Todo en su justa medida

Nos parece que sí se puede ir al gimnasio con maquillaje, pero sin sobrecargarse. Para ello, se conseja lo siguiente:

Unifica tu rostro Sustituir las bases que regularmente usas por una “bb cream” (blemish balm) o una prebase que contenga silicona, ligera o antibrillos, y amable con tu epidermis, será suficiente para unificar el tono de tu piel, lograr un efecto mate, y cubrir imperfecciones como granitos, cicatrices o manchas.

Si lo prefieres, también puedes combinar unas gotitas de base con tu humectante habitual, y lograr el mismo efecto, o aplicar una crema hidratante con color. Si quieres darle un toque de color a tus pómulos, recurre a un rubor en lápiz o crema, o incluso a unas pinceladas de labial, siempre y cuando no vayas a realizar algún ejercicio que acelere tu ritmo cardiaco y, en consecuencia, enrojezca tus mejillas.

Destaca tus labios Para empezar, y a fin de evitar que tu pintura de boca se corra, sella los bordes de tus labios con la ayuda de un delineador, que también puedes usar para rellenarlos, y así evitar que el color se transfiera a tu ropa, tu toalla de mano, o tu botella de agua, que es lo que suele ocurrir con las barras de labios convencionales.

Otra opción que además te ayudará a mantenerlos sanos, es aplicarte un bálsamo con color, que además de acentuarlos, los hidrate; o recurrir a los tan de moda tintes labiales. Los tonos más recomendados por los expertos son los nude, y los rosa claro.

Resalta tu mirada Unas cuantas capas de mascara de pestañas serán más que suficientes para destacar tu mirada, sobre todo si tienes unos ojos grandes y expresivos, pero como se sabe que los cosméticos normales y el sudor no van de la mano, evita terminar con los ojos como un mapache, optando por un rímel a prueba de agua.

Es importante que escojas uno libre de agentes que puedan irritar tus ojos si el producto se desvanece con el sudor. Si quieres destacar tus ojos aún más, traza una línea delgada en el párpado superior, con un delineador en gel o líquido, también a prueba de agua.

No se aconseja lo siguiente:

■ No uses bases; no solo porque te harán ver sobrecargada, sino también porque son demasiado pesadas, y al mezclarse con el inevitable calor taparán tus poros y tu piel estará más propensa a la aparición de algunas lesiones.

■ Aléjate de todos los cosméticos en polvo porque desde el momento en que comiences a transpirar, se formarán unos grumos nada atractivos desde la barbilla hasta a la frente.

■ No te apliques tonos dorados, nacarados o brillantes tipo escarcha en los parpados, ni labiales de colores intensos; esos resérvalos para una noche en la disco con tus amigas.

■ No te retoques el maquillaje al final el entrenamiento sin haberte limpiado la cara, con la ayuda de toallitas húmedas o desmaquillantes

Tips anticalor

• Elige aquellas fórmulas que soporten el calor, que sean libres de aceites, a prueba de agua, y/o de larga duración.

• Luego de verificar que pueden soportar bajas temperaturas, coloca dentro de una bolsa hermética los cosméticos en crema que usarás, y guárdalos en el refrigerador por 15 minutos.

• Si tienes aire acondicionado en tu habitación, maquíllate en frente de él para que se fije mejor a tu piel. Si no, recorre tu cutis con un hielo, y deja secar.

Los peinados con más estilo para el gimnasio

Colas Son uno de los peinados más clásicos, pero nunca pasarán de moda.

■ Una cola baja al nivel de la nuca, es perfecta para quienes tienen el cabello a la altura de los hombros, y también para las que lo tienen más largo.

■ Otro estilo que se adapta a ambos largos es la cola baja peinada de lado.

■ A la típica cola de caballo alta, le puedes dar un nuevo giro cubriendo la goma elástica enroscando un mechón de cabello, que puede ser en forma de trenza, a su alrededor.

■ Nunca se es demasiado mayor para enfrentar una mañana de gimnasio, con dos colitas, que puedes lograr dividiendo tu cabello a la mitad, y sujetando cada lado a la altura del cuello, con una liga.

■ Si prefieres algo más sobrio y neutral, completa tu look con una diadema que combine con tu tono de cabello, o una bandana. Nota: Atrévete a decorar las colas con gomas de colores o con lazos elaborados con cintas de raso que pueden ir a juego con los colores de tu ropa deportiva.

Trenzas Son tan versátiles que siguen marcando tendencias en cualquier ocasión, incluso al momento de ir al gimnasio.

■ La trenza clásica o inglesa, se hace dividiendo el cabello en tres sectores, pasando por encima del mechón del medio el mechón derecho, y luego el izquierdo, hasta que se llegue a las puntas.

■ Para la trenza tipo espiga, es necesario llevar todo el cabello hacia atrás, separarlo en dos sectores, y de medios a puntas,
llevar un mechón extremo del lado derecho hacia el medio, hacer lo mismo del lado izquierdo, y repetir el procedimiento hasta el final, donde debes cerrar las puntas con algún accesorio.

■ La llamada cola de pescado es el resultado de dividir el pelo en dos secciones, separarlo en el centro hacia abajo a nivel del cuello, y llevar una pequeña cantidad de cabello, no más gruesa de V¿ pulgada, de derecha a izquierda y de izquierda a derecha, hasta que solo queden unos pocos centímetros de cabello en la parte inferior.

■ Peina todo tu cabello hacia un mismo lado, divídelo en tres partes, téjelo, y sujétalo solo en las puntas para obtener una trenza gruesa y suelta.
Nota: Al igual que las coletas, las trenzas las puedes lucir altas, medias, bajas, de lado, y de a dos, como cuando ibas al colegio.

Moños Los peinados que lucen las bailarinas y quienes practican gimnasia rítmica, son ideales para cualquier rutina de ejercicios.

■ Dale un toque especial al tradicional moño bailarina, llevándolo despeinado y soltando algunos mechones a los lados.

■ Para el estilo francés, solo tienes que hacer una coleta, deslizar un poco la liga hacia abajo, comenzar a introducir todo el cabello en ese espacio, y fijar con pasadores.

■ Realizar un moño tejido es muy sencillo. Comienza por hacerte una trenza baja o alta, tipo “ponytail”, que luego enroscarás sobre sí misma, y que fijarás a tu cabeza con la ayuda de horquillas.

■ Hazte una trenza a cada lado al nivel de la oreja, y lleva cada una hacia a la otra oreja sujetándola en la parte superior de tu cabeza, con pasadores; con esto conseguirás lucir una linda diadema.

Nota: No te preocupes por colocar fijadores para sellar tus peinados, porque unas cuantas hebras fuera de lugar le darán ese toque de naturalidad que te hará resplandecer.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...