maquillaje oficinaSi queremos proyectar una imagen profesional con estilo a la hora de trabajar, es necesario estar claro con aquello que resulta conveniente usar en la oficina y lo que simplemente no debemos usar.

Es importante tomar en cuenta, también, la cultura organizacional al elegir el tipo de maquillaje y los colores más adecuados para no caer en “errores” que, muchas veces, puede restar, de cierto modo, profesionalismo.

A continuación, algunos aspectos importantes para elegir el mejor look para trabajar:

 

¿En qué trabajas?

Dependiendo de tu trabajo o profesión, algunos sencillos tips te ayudarán a tomar la decisión más acertada para escoger el look perfecto.

Ejecutiva Para completar tu estilo chic y pulcro, escoge los mates con texturas sedosas en la gama de los tierras y los grises. Los nude son ideales para los ojos y los puedes resaltar con un delineador y rímel a juego. Para labios y pómulos, inclínate por los ocres bajos, el rosa viejo o claro.

Creativa En las agencias publicitarias el código de vestimenta es informal, lo que te permitirá tener más libertad sin que esto se traduzca en llevar un maquillaje sobrecargado. Resalta tu mirada en tonos pasteles, las mejillas con un rosa vivo y los labios del color que prefieras, evitando los tintos.

De cara al público Puedes tener lo mejor de ambos extremos. Destaca tu rostro con colores más vivos, pero cuidando mucho la intensidad y la cantidad para no desentonar. Si resaltas los ojos, atenúa los labios, y viceversa.

 

Los sí del maquillaje de oficina

■ Utiliza una base del color de tu piel. Extiéndela hasta el escote sin pasar por alto el cuello, prestando atención al área del nacimiento del cabello y el borde de la mandíbula.
■ Aplica un rubor uno o dos tonos más arriba de la base, y siempre sobre los pómulos.
■ Difumina bien las sombras para que apenas se vean.
■ Recuerda que no se trata de perder tu estilo personal, sino de adaptarlo a tu perfil profesional.

 

Los no del maquillaje de oficina

Estos son algunos de los desaciertos más frecuentes que se cometen a la hora de maquillarse para ir a trabajar.

■ Usar sombras nacaradas. A menos que trabajes de promotora o bartender en una disco, deja este tipo de sombras para las salidas nocturnas, y prefiere las mates en colores neutros para tu horario laboral.

■ Llevar máscara de colores. En el ámbito laboral está vetado el  rímel  estridente en colores como el azul, el verde, el amarillo, el fucsia, etc.

■ Marcar demasiado las cejas. Para resaltarlas sin que dejen de verse naturales, limita el uso del lápiz a las zonas en las que por ejemplo, te falte algún vellito.

■ Ahumar exageradamente los ojos. Sobrecargarte de sombra y máscara de pestañas negra te hará lucir cansada y hasta un poco tenebrosa. Si no puedes renunciar a este estilo, prefiere las sombras marrones para el día.

■ Usar pestañas postizas. Deben colocarse exclusivamente de noche, porque están diseñadas para resaltar la mirada en lugares con poca luz.

■ Exagerar la dosis de rubor. Para controlar mejor la cantidad que usarás, elige la presentación en crema. Delinear los labios de otro color. El delineador evita que el labial se corra, pero ambos deben ser siempre de la misma tonalidad.

■ Usar labiales muy fuertes o con brillos. Evita las pinturas en colores fuertes como el vino o el morado, y los brillos déjalos para cuando salgas a divertirte.

 

Tener presente

■ Para saber qué tan lejos puedes llegar, consulta las políticas de la empresa relativas a la imagen de los empleados.

■ La iluminación juega un rol importante. Si pasas el día entero en la oficina, opta por un maquillaje muy suave en colores tenues. Si sales mucho a la calle o viajas frecuentemente, puedes jugar con los rojos y los naranjas en los párpados, las mejillas y los labios.

■ Si trabajas en un sitio con aire acondicionado, elige bases humectantes para prevenir la resequedad.

■ Si trabajas al aire libre, durante el verano opta por las bases libres de aceite con protección solar, y prefiere los polvos volátiles, las máscaras y los delineadores a prueba de agua.

 

El maquillaje para el almuerzo de negocios

Si estás en tu oficina y surge un almuerzo de negocios o un compromiso durante el mediodía, debes definir un poco más tu maquillaje, pero que no parezca muy elaborado.

Cómo lograrlo

En la misma paleta de sombras, elige el color café, que es más oscuro y te servirá para darle mayor intensidad al párpado inferior y para delinear el superior móvil.

Incrementa la cantidad de máscara y acentúala hacia los lados, para una mirada más felina.

Define perfectamente la forma de tus labios con un delineador en tono ciruela. Luego rellena tu boca con un color uva, que te haga ver como una mujer chic e interesante.

Utiliza un blush o rubor rosa sobre el que ya tienes de base para darle más vida a tus mejillas.

 

El maquillaje para los eventos de negocios en la noche

Para un compromiso nocturno, tipo coctel, el maquillaje debe retocarse por completo y aumentarse un poco más. No obstante, se debe considerar la regla básica del equilibrio en el maquillaje. “Si acentúas los ojos, el labial y el rostro deben ser mucho más suaves; si acentúas los labios, el rostro y los ojos deben ir menos fuertes”.

Se enfatiza que para darle amplitud al ojo, es necesario  un poquito de efecto negro, o un marrón oscuro en las esquinas, remarcar un poco más la cejas y hacer un delineado en todo el ojo. En los labios, se puede agregar un poco de gloss o bien optar por tonos más fuertes.

 

Conozca también

Remedios para el cuero cabelludo irritado, reseco y con picor

Remedios para el cabello con frizz o esponjado

Remedios para levantar los párpados caídos

Remedios para ojos hinchados

Remedios para evitar la caída del cabello y fomentar su crecimiento

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...