maqullaje bronceador¿Quién no quiere lucir bronceado en pleno invierno?

Existen varias opciones sobre este tema, pero, en esta ocasión, trataremos sobre el maquillaje bronceador.

Este tipo de maquillaje se basa en tonos dorados y nacarados que dan la oportunidad de lucir el color del sol sobre las mejillas.

Polvos del sol

Una de las mejores ventajas del maquillaje bronceado, es que siempre lucirá natural, tal como si la apariencia hubiese sido patrocinada por el sol, pero sin la posibilidad de sufrir los dañinos efectos de su exposición. Entre los productos autobronceadores destaca el blush bronceador, o polvos del sol, como también son conocidos, ideales porque son de fácil aplicación, y tienen un efecto instantáneo.

Aplicación recomendada

Para permitir que el rostro siga luciendo luminoso, utiliza los polvos del sol luego de aplicar la base de maquillaje. Comienza aplicándolos en la parte superior del pómulo, y lleva su luz a la zona inferior de los ojos; no uses un tono muy oscuro, ya que podría parecer que se tienen ojeras.

Lo mejor es adquirir polvos dúo; estos contienen un tono claro para las zonas de nariz y pómulos, y otro más oscuro para marcar la frente y la sien.

Unificar el tono

A pesar de usarse dos tonos distintos de polvos, es importante que se unifique el color, esto se consigue esparciéndolos con una brocha grande de rubor, que permita llegar al cuello, hombros y pecho; de esta manera, desaparecerán los cortes de color que producen el efecto careta sobre el rostro. Complementa el look con un poco de colorete en las mejillas; por último, usa un iluminador en el lagrimal del ojo en la parte inferior de las cejas, así notarás cómo tu mirada se agranda y adquiere muchísima más luz.

Implementos necesarios

Una brocha para difuminar, base de maquillaje en crema de tono tostado y un poco más oscuro que tu tono natural, sombras de ojos y coloretes en tonos bronce y melocotón con toques satinados, combinándolo con labiales color café o naranja suave.

También puedes usar una base en tono café, sobre los puntos claves del rostro (pómulos, nariz, mejillas y barbillas), así das un aspecto de bronceado suave, tal como el que producen los primeros rayos del sol.

Variados métodos

Los polvos bronceadores pueden usarse como rubor y como sombra de ojos; aplicados con la brocha correcta, pueden difuminarse desde el párpado al exterior del ojo.

Para cada tipo de piel hay un producto específico. Si quieres tener un bronceado más intenso y en poco tiempo, en donde necesites un tono tostado brillante que haga destacar tu look, siempre podrás optar por los autobronceadores, productos que ofrecerán de manera progresiva el color dorado que tanto anhelas. Sin embargo, evita abusar de ellos.

Para darle un ostentoso aspecto de brillo a tu maquillaje bronceado, puedes recurrir a uno de los actuales sellos de las pasarelas.

Transforma tus ojos en una joya, maquillándolos, difumi-nando sombras en tonos dorados y bronce; usa un cepillo para sombras en diagonal, para alinear tus pestañas con una sombra irisada negra. Aplica un poco de rímel negro con una alta capacidad, para dar volumen; y culmina con algo de polvos del sol sobre las mejillas.

Cierra con un brillo labial espeso, y prepárate para llamar la atención de todas las miradas, y convertirte en la estrella del lugar. ¡Lucirás increíble!

Otros tips para un dorado en invierno

Es importante hidratar la piel a diario (no olvidar tomar agua en abundancia), y exfoliarla una vez por semana para eliminar las células muertas, ya que sin una adecuada hidratación y exfoliación se impiden que los productos penetren en la piel de manera eficaz y el maquillaje bronceador no se verá ni parejo ni real.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...