lipo laserMuchas veces al  vernos en el espejo o cuando tratamos de ponernos un pantalón y no logramos cerrar la cremallera, nos preguntamos si existe algún tratamiento que nos pueda ayudar a eliminar la grasa localizada de una forma sencilla y no invasiva.

En este sentido, existe un tratamiento desarrollado recientemente que recibe el nombre de lipoláser el cual es una técnica sencilla que solamente requiere anestesia local.

El lipoláser ¿Es una solución eficaz?

La lipoláser recibe su nombre de la utilización de la luz láser para diluir la grasa corporal y moldear la figura, resultando menos riesgosa que los procedimientos tradicionales, utilizados para eliminar el tejido adiposo sobrante.

Es un procedimiento láser de alta precisión, indicado en la corrección de irregularidades (celulitis) y desproporciones (papada), en determinadas zonas del cuerpo, debidas a la acumulación excesiva de grasa, y que no desaparece fácilmente con dietas o ejercicio físico, ni con otros tratamientos cosméticos, estéticos o médicos.

Igualmente es usada para pequeños retoques en lipoesculturas ya efectuadas, donde no se ha absorbido parte de la grasa que se quería eliminar.

¿En qué consiste el lipoláser?

La técnica aplicada consiste en la introducción de una pequeña aguja por donde se pasa la anestesia local, y luego una fibra óptica que proporciona el haz de luz láser. Así la grasa es licuada y se elimina en un 80% en las 12 horas posteriores a la intervención, por el mismo orifició por donde ingresó la aguja.

El 20% restante se excreta por la vía renal. Se diferencia de la liposucción clásica, en que no se extrae la grasa, sino que la descompone, y más tarde será el propio cuerpo que la elimine totalmente mediante la orina.

Es por ello que normalmente aconsejan beber mucha agua y llevar una dieta equilibrada durante los días posteriores a la aplicación del tratamiento.

Sinfín de ventajas del lipoláser

Además de la destrucción del tejido adiposo, gracias al efecto exclusivo e innovador que conlleva esta tecnología, el lipoláser provoca la coagulación de los pequeños vasos del tejido adiposo y estimula la reorganización de colágeno en la dermis superficial, provocando un efecto de tensado cutáneo o reafirmante inmediato.

La retracción de la piel y la inducción de la formación de colágeno por el efecto del láser, no solo evitan la flacidez, tan característica tras la liposucción tradicional, sino que también produce una reafirmación importante de la zona tratada.

Beneficios del lipoláser

■ No requiere hospitalización. Es ambulatoria y se realiza con anestesia local.

■ Menor traumatismo quirúrgico al provocar la movilización de la grasa por un efecto térmico y fo-tónico, no mecánico.

■ Disminución del riesgo de sangrado postoperatorio, gracias al efecto coagulador del láser.

■ Mejor recuperación postoperatoria, gracias al menor desarrollo de hematomas y escasa reacción inflamatoria.

■ Basta con 24 horas de reposo antes de reincorporarse a la rutina diaria.

■ El calor favorece la retracción postoperatoria, por lo que se evita el descolgamiento y la flacidez.

■ Se puede emplear en zonas con flacidez cutánea en las que está contraindicada una liposucción tradicional.

■ Trata zonas localizadas de difícil acceso, que antes no eran abordables.

¿Quienes pueden realizarse el lipoláser?

Para optar por este tratamiento, los candidatos deben gozar de buena salud, no padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes ni ningún problema del sistema inmunológico que pueda dificultar la cirugía o la pronta recuperación. Asimismo, no debe sufrir de sobrepeso significativo, ni deben haberse hecho ninguna intervención quirúrgica en la zona a tratar. Las personas hipertensas, con problemas .de circulación y las mujeres embarazadas, requieren abstenerse.

■ Papada.
■ Flacidez en zona superior e interna de brazos.
■ Presencia de pechos en el caso de los hombres.
■ Grasa acumulada alrededor de las axilas.
■ Zona alta de la espalda o región lumbar.
■ Grasa acumulada en abdomen o pubis.
■ Revolverás.
■ Pliegue subglúteo.
■ Cara interior de muslos.
■ Grasa localizada en la zona de la cara interna y superior de las rodillas.
■ Retoques de liposucción ya realizada, que ha dejado algunas irregularidades.

 

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...