rosaceaLa rosácea, de origen desconocido, es un padecimiento marcado por enrojecimiento facial con granos y pequeñas líneas rojas por los vasos sanguíneos dilatados, es inocua, pero no es agradable la vista.

Es una condición que afecta a más de 45 millones de personas entre los 35 y los 55, en especial a mujeres menopáuticas de piel blanca. 

Se cree que la rosácea es hereditaria, pero existen factores de riesgo que incluyen:  El constante uso de saunas y baños muy calientes y el consumo de alimentos picantes, té, chocolate, tabaco y alcohol.

 

Sintomas de la rosácea

Entre los síntomas más frecuentes,  se  pueden  señalar:

  • Inicia con un enrojecimiento en la parte central del rostro o en las mejillas, nariz, frente y en pocas ocasiones afecta el cuello y el pecho.
  • Existe la tendencia a ruborizarse, y al incremento de aparición de telangiectasia en el rostro (vasos sanguíneos en forma de telaraña).
  • Sensación de picazón y/o ardor, ya que suelen aparecer erupciones cutáneas similares al acné.
  • En casos severos, se centra en la nariz y le da apariencia bulbosa.

El diagnóstico de la rosácea se hace por la presencia de los síntomas clínicos. No existe ninguna prueba específica para el diagnóstico de la enfermedad. Los episodios de congestión persistente, enrojecimiento (eritema) de la nariz, las mejillas, la barbilla y la frente, acompañadas de pústulas y pápulas son los datos clave para diagnosticar la enfermedad. Un dermatólogo (especialista en enfermedades de la piel) debe intentar descartar una serie de enfermedades que pueden producir síntomas parecidos.

El acné quístico es quizá el trastorno que se confunde con mayor frecuencia con la rosácea, aunque los afectados no tienen crecimiento ni dilataciones venosas en forma de araña. En los pacientes con acné se ven barrillos y quistes, pero no así en los que tienen rosácea.

Otras enfermedades que producen algunos síntomas similares a la rosácea son: dermatitis perioral, dermatitis seborreica y lupus eritematoso sistémico.

 

Tratamientos para aliviar la  rosácea

La rosácea se trata con remedios caseros y también con antibióticos, en forma de ungüento o pildora, que controlan el padecimiento, el cual puede volver a presentarse al dejar la medicación.

Actualmente se cuenta con el láser VBeam. Su tecnología de micro-pulso proporciona una distribución más uniforme, y un ligero calentamiento de los vasos sanguíneos.

Su acción no deja ningún tipo de moretones, a diferencia de otros equipos similares; es eficaz, consistente, seguro, potente, y requiere de cortas series de tratamiento. Puede llevarse a cabo sin la necesidad de utilizar anestesia, y no requiere tiempo de recuperación.

Conoce remedios para la rosácea que son caseros y naturales

 

Recomendaciones generales

Algunos consejos que pueden ayudar a combatir la rosácea son:

– Limitar la exposición solar y utilizar bloqueador.

– Alejarse del calor o ambientes con temperaturas extremas.

– Evitar baños muy calientes.

– Consumir de manera moderada chocolates, nueces, almendras y quesos maduros.

– Evadir masajes y frotes de la piel cuando esté irritada.

– Evitar el uso de productos de belleza que contengan fragancias, alcohol, hamamelis, mentol, aceites de menta y eucalipto, pues agravan el padecimiento. En su lugar, preferir aquellas cremas que contengan, entre sus ingredientes, ruscus y la vid, ya que mejoran la microcirculación y la alivian.

 

Recomendaciones alimentarias

Limite el consumo de alimentos y bebidas que dilaten los vasos sanguíneos, incluidos alcohol, comidas picantes, cafeina y bebidas calientes. Reducir el estrés también ayuda

Contrarreste la inflamación con ácidos grasos omega-3 que se encuentran en pescado (macarela salmón), aceite de linaza y aceite de hierba del asno. Tome 1,000 mg de este aceite tres veces día o una cucharada de aceite ¡linaza al día.

Consuma suficiente vitamina A, pues ayuda a la salud de la piel, recomienda tomar 600 mcg al día a las mujeres y 700 mcg a los hombres. Algunos expertos sugieren tomar un complemento de vitamina A para minimizar el enrojecimiento de la piel.

Asegúrese de obtener suficientes vitaminas B; su deficiencia es común en gente con rosacea.

 

Conozca también

Remedios naturales para el eccema

Remedios naturales para el acné común

Remedios para el acné pustuloso

Remedios herbales para la rosácea

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...