rosaceaLa rosácea, de origen desconocido, es un padecimiento marcado por enrojecimiento facial con granos y pequeñas líneas rojas por los vasos sanguíneos dilatados, es inocua, pero no es agradable la vista.

Es una condición que afecta a más de 45 millones de personas entre los 35 y los 55, en especial a mujeres menopáuticas de piel blanca. 

Se cree que la rosácea es hereditaria, pero existen factores de riesgo que incluyen:  El constante uso de saunas y baños muy calientes y el consumo de alimentos picantes, té, chocolate, tabaco y alcohol.

Sintomas de la rosácea

Entre los síntomas más frecuentes,  se  pueden  señalar:

  • Inicia con un enrojecimiento en la parte central del rostro o en las mejillas, nariz, frente y en pocas ocasiones afecta el cuello y el pecho.
  • Existe la tendencia a ruborizarse, y al incremento de aparición de telangiectasia en el rostro (vasos sanguíneos en forma de telaraña).
  • Sensación de picazón y/o ardor, ya que suelen aparecer erupciones cutáneas similares al acné.
  • En casos severos, se centra en la nariz y le da apariencia bulbosa.

Tratamientos para combatir la  rosácea

La rosácea se trata con antibióticos, en forma de ungüento o pildora, que controlan el padecimiento, el cual puede volver a presentarse al dejar la medicación.

Actualmente se cuenta con el láser VBeam. Su tecnología de micro-pulso proporciona una distribución más uniforme, y un ligero calentamiento de los vasos sanguíneos.

Su acción no deja ningún tipo de moretones, a diferencia de otros equipos similares; es eficaz, consistente, seguro, potente, y requiere de cortas series de tratamiento. Puede llevarse a cabo sin la necesidad de utilizar anestesia, y no requiere tiempo de recuperación.

Recomendaciones generales

Algunos consejos que pueden ayudar a combatir la rosácea son:

– Limitar la exposición solar y utilizar bloqueador.

– Alejarse del calor o ambientes con temperaturas extremas.

– Evitar baños muy calientes.

– Consumir de manera moderada chocolates, nueces, almendras y quesos maduros.

– Evadir masajes y frotes de la piel cuando esté irritada.

– Evitar el uso de productos de belleza que contengan fragancias, alcohol, hamamelis, mentol, aceites de menta y eucalipto, pues agravan el padecimiento. En su lugar, preferir aquellas cremas que contengan, entre sus ingredientes, ruscus y la vid, ya que mejoran la microcirculación y la alivian.

Recomendaciones alimentarias

Limite el consumo de alimentos y bebidas que dilaten los vasos sanguíneos, incluidos alcohol, comidas picantes, cafeina y bebidas calientes. Reducir el estrés también ayuda

Contrarreste la inflamación con ácidos grasos omega-3 que se encuentran en pescado (macarela salmón), aceite de linaza y aceite de hierba del asno. Tome 1,000 mg de este aceite tres veces día o una cucharada de aceite ¡linaza al día.

Consuma suficiente vitamina A, pues ayuda a la salud de la piel, recomienda tomar 600 mcg al día a las mujeres y 700 mcg a los hombres. Algunos expertos sugieren tomar un complemento de vitamina A para minimizar el enrojecimiento de la piel.

Asegúrese de obtener suficientes vitaminas B; su deficiencia es común en gente con rosacea.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...