Las algas marinas son organismos marinos ricos en minerales, proteínas, vitaminas, yodo, magnesio, potasio, zinc, hierro y calcio, entre otros componentes. Debido a ello, brinda beneficios tanto para la salud como para la belleza.

Con relación a la salud, las algas ayudan a reactivar las defensas naturales del organismo, promueven la estimulación celular, combaten la retención de líquidos y son muy empleadas para la fatiga, los reumatismos crónicos, entre otras dolencias.

En cuanto al mundo de la belleza natural, según investigaciones realizadas, las algas retardan el envejecimiento cutáneo (especialmente las algas azules), combaten la celulitis (las algas verdes) e incluso ayudan a adelgazar (las algas Fucus), ya que estimulan la degradación de las grasas y tienen un gran poder saciante.

En este sentido, se puede aplicar las algas de diferentes formas:

Envoltura. Consiste en la aplicación de algas calientes. Con ellas se eliminan toxinas por sudoración y se obtiene una piel limpia y suave.

Baños. Sumergirse en un baño que contenga algas (trituradas o en polvo) se aporta sales minerales y oligoelementos a la piel. Además, que se experimenta un efecto sedante.

Cremas caseras de belleza: Con la cual se brinda elasticidad a la piel combatiendo así las arrugas y le devuelven su coloración natural.

A continuación, algunas recetas de mascarillas caseras para hidratar y purificar la piel:

Mascarilla hidratante para la piel
Ingredientes
1 cucharada de algas trituradas
2 cucharadas de caléndula

Verter la caléndula en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Luego, colocar el alga triturada en esta infusión. Esperar unos minutos y batir hasta que se espese. Aplicar, mediante una espátula de madera, sobre el rosto y dejar puesta por 15 minutos. Retirar con agua tibia.

Mascarilla purificante para el rostro
Ingredientes
1 cucharadita de algas espirulina en polvo
Agua cantidad necesaria

Preparación
Mezclar los ingredientes hasta formar una pasta compacta y aplicar, mediante una espátula de madera sobre el rostro y el cuello. Efectuar suaves masajes circulares por 3 minutos. Pasado ese tiempo, suspender el masaje y dejar actuar por 10 minutos. Retirar la mascarilla con agua fría o con 2 cucharaditas de gel neutro.

Baño sedante de alga
Ingredientes
3 hojas de algas
2 puñados de sal gruesa
7 gotas de esencia de lavanda

Triturar las hojas de algas y verter en el agua tibia de la tina. Luego, añadir la sal gruesa y las gotas de esencia de lavanda. Mantenerse en el baño, por lo menos, 15 minutos, para obtener un efecto relajante.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...