jabones caserosEl jabón es un elemento de limpieza muy empleado. Lo usamos, a diario, para lavar nuestras manos, rostro y el cuerpo en general.

Sin embargo, el jabón comercial incluye entre sus ingredientes elementos químicos que pueden causar alergias y otras alteraciones cutáneas para las personas muy sensibles. En ese caso, existe la opción de hacer los propios jabones caseros.

En este sentido, se presenta a continuación varias recetas para la confección de jabones y a la vez varias recomendaciones de jabones que resultan beneficios para diferentes situaciones específicas.

 

Recetas para elaborar jabones caseros
La recetas que siguen se preparan a partir del jabón de Marsella puro que se encuentra en los herbolarios.

Jabón casero de romero y germen de trigo
Ingredientes
2 cucharadas de aceite de romero
3 cucharadas de aceite de germen de trigo
1/2 jabón puro de Marsella
1 cucharada de miel
20 gotas de esencia de lavanda.

Procedimiento
Reducir, con ayuda de un cuchillo, a escamas medio jabón y ponerlo al baño maría o bien en una olla doble. Remover con una cuchara de madera y cuando empieza a fundirse agregar el aceite de romero, el aceite de germen de trigo y la miel. Dejar hervir unos minutos hasta que engorde y apagar el fuego.

Sin dejar de remover, añadir el aceite esencial de lavanda y verter la mezcla en moldes adecuados, donde se dejará endurecer (puede tardar tiempo, hasta semanas). Esta receta de jabón casero es muy recomendado para persona con piel reseca.

Jabón casero al aceite de hipérico con aloe:
2 cucharadas de aceite de hipérico
50 gotas de tintura de aloe o sábila
1/2 jabón puro de Marsella
1 cucharada de miel
20 gotas de esencia de lavanda.

Procedimiento
Reducir, con ayuda de un cuchillo, a escamas medio jabón de Marsella y colocar, al baño maría. Remover con una cuchara de madera y, una vez se funda, agregar el aceite de hipérico y la miel. Dejar hervir unos minutos hasta que engorde y apagar el fuego.

Sin dejar de remover, agregar las gotas de tintura de aleo vera y verter la mezcla en moldes adecuados, donde se dejará endurecer.

Esta receta de jabón es indicada después de la exposición al sol, para suavizar la piel y mantener el bronceado. Siendo altamente medicinal, este jabón puede resultar útil también a quien padece de eccemas y dermatitis.

Jabón casero a la caléndula y azahar:
Ingredientes
2 cucharadas de aceite de caléndula
2 cucharaditas de malva.
1/2 jabón puro de Marsella
30 gotas de aceite de azahar

Reducir, con ayuda de un cuchillo, a escamas medio jabón y ponerlo al baño maría o bien en una olla doble. Remover con una cuchara de madera y cuando empieza a fundirse agregar el aceite de caléndula y la malva. Dejar hervir unos minutos hasta que engorde y apagar el fuego.

Cuando se funda añadir las gotas de aceite de azahar. Esta receta es Indicada para las pieles sensibles y pen casos de inflamaciones locales.

Jabón casero de frutas del bosque

Éste es un jabón cargado de antioxidantes que proporcionan una excelente hidratación a la vez que nutren la piel. Por su aroma dulce suele ser el favorito entre los más pequeños.
Ingredientes:
Jabón de glicerina compacto, neutro y transparente
Aceite de semillas de fresa
Aceite esencial de frambuesa y arándanos

Preparación:
Derretir 100 g de jabón de glicerina compacto, neutro y transparente al baño María y añadirle una cucharada de aceite de semillas de fresa, tres gotas de aceite esencial de frambuesa y el jugo de un puñado de arándanos. Remover bien, echar en un molde de silicona engrasado con aceite de pepita de fresa y enfriar completamente.

 

Jabones especiales

A continuación se presenta jabones para diferentes situaciones:

Jabón para la celulitis #1
El mejor jabón para combatir la celulitis es aquél confeccionado con lodos termales y barros del mar muerto. Estos ingredientes ya eran usados por los egipcios y los romanos por su alto contenido en sales minerales y oligoelementos que retrasan el envejecimiento, mejoran la circulación, reafirman la piel y favorecen el drenaje de las grasas y las toxinas, es un buen jabón para complementar con un aceite anticelulítico.

Jabón para la celulitis #2
El jabón de café y cacao ayuda también a combatir la celulitis, ya que contiene cafeína la cual tiene cualidad de deshacer los cúmulos de adiposidades, mantiene la piel húmeda, es reafirmante y tonificante. Se puede agregar, en su elaboración, elementos como pomelo, centella asiática, hiedra, algas, los resultados serán mejores.

Jabón para estimular la circulación
Este tipo de jabón debe contar con mirra, canela, clavo, nuez moscada y aceite de ylang-ylang.

Jabón para mantener la piel joven
Este jabón debe contener cerveza negra, miel, aceite de aguacate y manteca de karite. Para mantener la piel hidratada, lustrosa y joven.

Jabón para eliminar exceso de grasa en el cutis
Debe contener laurel, menta y avena.

 

Recomendaciones

No usar el jabón de Marsella comercial, generalmente usado para lavar la ropa, ya que este último no es puro y a menudo contiene lejía y otros ingredientes que pueden resultar nocivos. Se debe preferir aquel que se vende en herbolarios

Usar especias o aceites para colorear los jabones. Por ejemplo: Una pizca de polvo de cúrcuma o de azafrán otorgan un color amarillo, mientras que aceite de romero macerado en aceite de oliva proporcionará un color verde natural y el hipérico hará que los jabones adquieran tonos rojos o rosados.

 

 

4 comentarios para “Jabones caseros ¿Cómo elaborarlos?”

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...