crema humectanteHemos escuchado muchas veces los términos hidratación y humectación en la televisión e incluso  en los salones de belleza. 

Vemos, a cada rato, en los establecimientos comerciales productos de belleza hidrantes y otros que son humectantes.  Igualmente, existen mascarillas caseras y cremas hidrantes y otras humectantes. 

Sin embargo, surgen las siguientes interrogantes: ¿Cuál  es la diferencia de uno y otro? ¿Cuál debemos elegir de acuerdo con nuestro tipo  de piel?

El agua es vital para nuestra piel

El  agua es fundamental para nosotros, ya que el organismo está compuesto mayormente de ella y se requiere para su adecuado funcionamiento.

Es importante saber que gracias al agua se hidrata la piel, ya que  llega a nuestros poros, por lo que debe ser limpia, pura, sin elementos tóxicos. Los poros se abren al sentir humedad y así absorben los nutrientes de dicho líquido.

Sin embargo, cuando no tomamos suficiente agua la piel se ve tirante e irritada, flácida (pérdida de elasticidad) y de aspecto opaco y grisáceo (falta de luminosidad) y es, en ese momento, que decimos que nuestra piel está deshidratada.

¿Qué es hidratación?

La hidratación es el proceso que restituye el agua a las capas más profundas, la que aporta la sangre, junto con el oxígeno y los nutrien­tes durante su paso desde los vasos a los tejidos.

El uso de productos hidratantes, co­nocidos como “emolientes”, necesi­tan la orientación de un médico para determinar el grado de sequedad, causas y consecuencias, para estable­cer el tratamiento adecuado, que im­plica el uso de productos, así como de un régimen alimenticio especial.

Una piel hidratada tiene aspecto ju­venil, fresco, firme y suave al tacto. Hidratarte diariamente te ayudará a mantener tu cutis terso e incremen­tar los niveles de humedad.

Las pieles maduras y/o excesivamen­te secas deben escoger una crema hidratante; también se encargan de que la dermis absorba y conserve la humedad ambiental.

Un producto hidratante aporta a la piel el agua que necesita a niveles más profundos de la piel. La mayoría de los productos para después de exponerse al sol o los que tratan el cabello reseco, son hidratantes.

Sus fórmulas son ricas en ceramidas, vitaminas E, C, A; minerales, aminoá­cidos y oligoelementos. Las pieles grasas o mixtas no necesitan cremas hidratantes.

¿Qué es la humectación?

Es la humedad que la piel absorbe del exterior de manera menos pro­funda, como cuando se usan pro­ductos con mezclas a base de agua y químicos que humectan la dermis.

Casi todos los productos humec­tantes se pueden usar en la rutina diaria para proteger a la piel de los agresores externos y mantener la humedad, especialmente en lugares donde las variaciones del clima son marcadas. Contienen ingredientes para mejorar la tonicidad de la piel.

Los humectantes mantienen la piel fresca y suave, mientras le brindan a ésta una hidratación adicional a la que el propio cuerpo produce o necesita.

Las pieles jóvenes grasas o mixtas de­ben elegir una crema humectante para formar una película protectora que evite que el cutis pierda su hu­medad natural.

Un producto humectante actúa como barrera protectora en la piel, evitando la evaporación del agua. Además, favorece la captación de agua del ambiente, restableciendo el manto ácido del cutis y su pH.

Sus fórmulas son ricas en glicerina, urea, alantoina, pantenol; sustancias capaces de retener la humedad.

 

 

Un comentario para “Crema hidratante o humectante ¿Cuál elegir?”

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...