flacidez facialLa flacidez es un tema que nos preocupa cuando cumplimos más de 30 años y es que la piel del rostro, cuello, brazos y piernas comienzan a perder firmeza y “cae” lo cual se ve poco atractivo.

Sin embargo, surge la siguiente interrogante: ¿Qué podemos hacer para evitar o combatir la flacidez facial?

Existen diferentes cremas, ejercicios, consejos y hasta tratamiento que nos pueden ayudar en este aspecto. A continuación, algunos de ellos:

Flacidez en el cuello

Los productos más habituales para tratar esta zona lleva ácido hialurónico para hidratar y péptidos que dan un efecto tensor que logra combatir la flacidez.

Estos productos suelen tener una textura ligera de fácil absorción y se pueden aplicar una o dos veces al día. Si se quiere que los principios activos se aprovechen mejor, se puede extender el producto con toda la palma de la mano. Se debe empezar por el escote y seguir por el cuello hasta la mandibula: de esta forma se combate la desagradable papada. Aplicar la crema sobrante en la nuca, con movimientos descendentes y en dirección a los hombros.

Flacidez en el contorno del rostro

Si la flacidez es leve, bastará una crema con una fórmula que active la formación de más colágeno y elastina. A partir de la menopausia, es necesario combinarla con una crema redensificante (por ejemplo, una por la mañana y la otra por la noche). Esta última incluye sustancias como los fitoesteroles de soja y los extractos de iris o trébol, que regeneran, nutren y dan turgencia a la piel.

La crema se debe aplicar mediante un masaje. Para ello, se debe tomar una pequeña cantidad de crema y extenderla desde la barbilla hacia las orejas y desde la nariz hasta las sienes con toques ascendentes.

Al terminar, se recomienda la realización de una gimnasia facial haciendo presión con los dedos sobre la piel para estimular los músculos. Igualmente necesario es el uso de maquillaje con efecto lifting. Es importante sustituir la base habitual por un producto de este tipo. Se puede incluir polímeros y proteínas (de trigo o arroz) que tensan el cutis durante unas horas.

Flacidez en los párpados

Con el paso de los años, la piel que rodea a los ojos se relaja y se “descuelga”, dando un aspecto triste. Para luchar contra los párpados caídos, se necesita cosméticos que reactiven la fabricación de las fibras de sostén de la dermis (colágeno y elastina) para devolver la tonicidad a la piel.

El producto debe ser de textura fluida o gel si se tiene poca flacidez o el cutis es graso, y en crema si la flacidez es evidente y la piel es seca o madura.

En cuanto a los ingredientes, se recomienda seleccionar fórmulas que sean completas para que cumplan varias funciones a la vez. Por ejemplo, si contienen aminoácidos, péptidos o retinol se estimula la formación de nuevo colágeno; las proteínas de soja y de trigo estiran la piel y hacen desaparecer las arrugas de forma instantánea; el extracto de hamamelis retensa; mientras que la vitamina E y la coenzima Q10 bloquean los radicales libres que destruyen las fibras que sostienen la piel.

El producto cuando se extienda, es necesario efectuar una ligera presión con la yema de los dedos entre las cejas y en las sienes, ya que son los puntos que sostienen la estructura profunda del rostro

Nuevos tratamientos para la flacidez facial

El ultrasonido es una técnica no quirúrgica aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) y es perfecta para aquellos con flacidez moderada

Además, el procedimiento mejora la apariencia de la piel del escote y puede usarse para mantener los resultados de un lifting facial o cervical. Los principales usos de este método tienen la finalidad de tensar la línea mandibular y el cuello, elevar las cejas, eliminar arrugas del escote y mejorar las bolsas bajo los párpados.

Acción desde adentro El procedimiento actúa principalmente en la estimulación del colágeno deforma natural. Es un tratamiento que se puede realizar en cualquier época del año y su acción empieza a producirse desde las capas más profundas de la dermis, donde se encuentra permanentemente esta proteína vinculada a la juventud, sin afectar la parte superficial. La principal ventaja de esta tecnología es que los ultrasonidos focalizados alcanzan la temperatura óptima de calentamiento de la piel, lo cual provoca la producción de nuevas fibras de colágeno.

El procedimiento en sí No se requiere de anestesia para llevar a cabo este procedimiento, aunque puede causar molestias cuando se libera la energía de ultrasonido; sin embargo, el dolor es soportable, e indica que la producción del colágeno ha empezado. La sesión de ultrasonido tiene una duración de entre 20 y 60 minutos, ofreciendo resultados favorables con tan solo someterse a ella una vez al año.

Efectos visibles Luego de la primera sesión, los resultados irán apareciendo de forma progresiva durante los siguientes tres o cuatro meses; la piel renovará su colágeno y lo sustituirá por uno más elástico. Aunque los resultados no sustituyen una cirugía, lograrán mejorar notablemente la flacidez de la piel.

Tras el procedimiento Después de la sesión de ultrasonido, el paciente recuperará inmediatamente su actividad normal. Entre los efectos secundarios más comunes pueden darse el enrojecimiento de la piel por unas horas, inflamación o sensación de hormigueo. No se necesita un cuidado especial tras el tratamiento, aunque algunas personas pueden presentar una ligera inflamación de la zona tratada durante las 24 o 48 horas sucesivas; sin embargo, esta cederá espontáneamente.

Claves de ultrasonido

Después de la terapia de ultrasonidos, es importante que el paciente no se enfrente a actividades físicas intensas para evitar pequeños hematomas o falta de sensibilidad leve; en caso de que esto suceda, no hay razón para alarmarse, porque desaparecerá paulatinamente.

Para las mujeres que acostumbran a maquillarse diariamente, el tratamiento no supone un impedimento, ya que la zona tratada se puede maquillar justo después de una sesión. Por la misma naturaleza del procedimiento, la energía liberada por el ultrasonido se dirige a los planos profundos de la piel y no a la superficie

 

 

Un comentario para “Qué puedo hacer si sufro de flacidez facial?”

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...