flacidezLa flacidez aparece cuando la piel comienza a verse un poco suspendida y ésta puede presentarse en el rosto, cuello, brazos y en menor medida en otras zonas del cuerpo.

Esto ocurre cuando las fibras de colágeno y elastina (encargadas de dar la tonicidad y firmeza a la epidermis) se reducen considerablemente.

Aunque es un proceso propio del envejecimiento, existen otros factores que la pueden desencadenar en algunas personas jóvenes como los siguientes:

Factores que propician la aparición de la flacidez

Genética: Hay un envejecimiento endógeno diseñado genéticamente.

Alimentacón Las carencias de vitaminas u oligoelementos y las dietas muy estrictas sin control médico pueden disminuir la firmeza de la piel.

Hormonas: Las modificaciones cutáneas se acentúan con la menopausia.

Sistema defensivo del organismo: La exposición a los rayos ultravioletas y a la contaminación medioambiental provoca una reacción defensiva en la piel

Reducción del tejido graso La piel se vuelve más fina y menos elástica, deja de ejercer como soporte de los tejidos grasos, ya que éstos pueden haber disminuidos sustancialmente debido a una dieta de adelgazamiento extrema.

El sol: Las radiaciones UVA actúan en profundidad alterando las fibras de sostén de la piel.

¿Qué hacer para combatir la flacidez en el cuepo?

A continuación algunos ejercicios que pueden ayudar a combatir la flacidez:

Ejercicio para combatir la flacidez #1. Apoya las rodillas y los antebrazos en el piso. Levanta la pierna izquierda con la rodilla doblada, y manten esa posición por 30 segundos. Cuando subas la pierna, aspira; cuando la bajes, exhala. Vuelve a la posición inicial y repite el ejercicio, con la pierna derecha. Puedes hacer cuatro series de 15 repeticiones porcada lado.

Ejercicio para combatir la flacidez #2. Colócate de perfil, con una pierna adelante y la otra atrás. Pon tus manos en la cintura y comienza a flexionar ambas rodillas. Debes dejar la espalda totalmente derecha y el abdomen firme. Sube y baja unas 15 veces; continúa hasta culminar tres series.

Ejercicio para combatir la flacidez #3. Acuéstate de lado, apoyando una mano delante de tu pecho y la otra sosteniendo la cabeza. Suspende una pierna y bájala. Repite este movimiento unas 20 veces, y luego recuéstate del otro lado; procura hacer tres repeticiones por cada uno. Puedes elevar tu cuerpo apoyándote en un brazo, subir y bajar unas 15 veces por cada lado.

Ejercicio para combatir la flacidez #4. Toma una mancuerna de aproximadamente 2,5 kilos, y sube el brazo totalmente por encima de tu cabeza, manteniendo la espalda derecha. Bájalo lentamente, y repite el ejercicio unas 10 veces.

Tratamientos antiflacidez

Existe una variedad de artículos comerciales especializados en la reafirmación de la zona, que pueden ser aplicados por medio de masajes, y proporcionan buenos resultados. Cuando se trata de casos moderados o severos, se recomiendan métodos en cabina:

Radiofrecuencia. Favorece y estimula la regeneración del colágeno y la elastina, restituyendo la firmeza en la dermis y los músculos.

Cirugía. En casos donde la piel cuelgue excesivamente, se debe recurrir a métodos quirúrgicos para removerla, ya que en ese punto no puede reducirse por sí misma.

Blefaroplastia. Se recomienda para remover la flacidez facial, sobre todo las bolsas debajo de los ojos, y los párpados caídos.

Nutrición como aliada para combatir la flacidez

Es necesario garantizar la ingesta de proteínas, tales como: carnes rojas, pollo sin piel, pechuga de pavo, pescados, lácteos, quesos y huevos.

Igualmente, vegetales como la soya, garbanzos, lentejas, que son altos en lisina y prolinas. Todos estos elementos deben estar presentes en la dieta diaria, al menos en una comida, acompañados de otros nutrientes que contengan antioxidantes, como por ejemplo, las frutas cítricas.

El yogur descremado es otra buena alternativa, ya que posee bacterias probióticas que ayudan al intestino a funcionar mejor y a liberar toxinas, dejando así la piel más saludable.

Cómo prevenir la flacidez

La mejor manera de prevenir la flacidez es, por supuesto, practicando ejercicios o deportes de manera regular. Así se favorece el aumento de la masa muscular, lo que ayudará a tensar la piel, además de oxigenarla.

Los ejercicios aeróbicos combinados con pesas, son excelentes para remodelar y reafirmar las distintas zonas del cuerpo. Se recomienda también el consumo de vitaminas antioxidantes, como la A, C y E, y mantener una alimentación balanceada, baja en grasas y azúcares y alta en contenido proteico.

 

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...