La depilación láser es uno de los métodos estéticos más demandados en la actualidad. La mayoría de las mujeres, y cada vez más hombres, desean prescindir del vello, especialmente en algunas zonas del cuerpo en las que parece antiestético y donde los métodos tradicionales (cera, rasuradora o pinzas) pueden resultar traicioneros.

El área preferida, en el caso de la mujer, son las axilas y, si alcanza el presupuesto, las ingles o las piernas.

Además de acabar con el vello, este tipo de depilación consigue evitar los picores, molestias, irritaciones e incluso granitos que pueden aparecer en pieles más sensibles.

Aunque es una técnica que tiene más de diez años de ser utilizada alrededor del mundo, no se recomienda su aplicación sin la evaluación previa y control de un dermatólogo.  Esto es así debido a que no todas las zonas, tipos de piel y tipos de vello responden con la misma eficacia. Sólo un dermatólogo puede, tomando en cuenta estos factores, decidir el tipo de láser más recomendable.

Cuántas sesiones
Con seis u ocho sesiones es posible alcanzar más del 90 por ciento de la depilación total. El protocolo de tratamiento comienza con una sesión cada dos o tres meses, continúa con una cada cuatro y finaliza con una cada seis.

Sin embargo, en ocasiones, puede que el número de sesiones varíe especialmente cuando se trata del vello del pecho, el abdomen, el cuello y la cara, ya que, en estas áreas, su crecimiento responden a factores hormonales. Esta situación hace que, en las sesiones iníciales, se destruya la mayor parte del vello, pero que pueda producirse una nueva aparición que requerirá sesiones de duración imprevisible.

Aspectos que se deben saber
La depilación láser se puede realizar en cualquier momento, pero es aconsejable que haya pasado, al menos, un mes desde que se produce un bronceado intenso.

Para garantizar la seguridad de una depilación con láser, es conveniente evitar la exposición solar durante los tres o cuatro días posteriores. .

Durante la sesión es normal sentir algunas molestias como una leve quemazón que es totalmente soportable, pero, en caso de que la persona fuera demasiado sensible al calor, se puede aplicar un poco de crema anestésica.

Se aconseja aplicar un gel de aloe vera tras la sesión láser.

Contraindicaciones
La técnica, bien aplicada, no tiene efectos secundarios y puede hacerse a cualquier edad. No obstante, en niñas es preferible esperar a que completen su desarrollo para que esté todo el vello fuera y evitar más sesiones de las necesarias.

No existe ningún problema en aplicar la depilación láser en pieles con psoriasis.

No existen estudios que demuestren su contraindicación en el embarazo, pero no se debe hacer en la línea alba (zona del abdomen) ni en las ingles, para evitar irradiar la zona por proximidad al feto, pero se puede realizar en las axilas e incluso en el pecho.

Está contraindicada cuando se están tomando fármacos fotosensibles porque puede producirse alguna reacción adversa.

El precio es una cuestión de calidad
Su elevado precio es uno de los principales inconvenientes que destacan las personas que desean realizarse la depilación láser. Actualmente, existen centros estéticos que ofrecen el láser a precios muy económicos. Sin embargo, al igual que sucede en otros aspectos de la vida, en este caso el precio puede marcar la calidad. (equipos que emplean, atención médica entre otros) aspectos que influirán en la eficacia de los resultados.

Por ello, es necesario valorar cuál es el precio de nuestro bienestar y nuestra salud y elegir ante todo la seguridad.

 

 

Un comentario para “Es confiable la depilación láser”

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...