elegir perfumeUn perfume es una combinación de aceites esenciales mezclados de forma armónica. Una de sus principales características radica en que desarrolla un olor diferente en cada una de las distintas fases de evaporación.

Lo primero que se huele es la nota de salida, que dura unos pocos minutos y está pensada para halagar el olfato y favorecer la compra.

La nota media o corazón, que revela su fragancia a la media hora, es la característica principal de su composición.

Por último, el fondo del perfume o nota básica se empieza a manifestar una hora después de su aplicación, y es el aroma que permanece, el tema principal del perfume.

Existen más de 300 esencias que el perfumista puede mezclar en combinaciones casi innumerables. Sin embargo, las costumbres y preferencias del público propician que este número de asociaciones se limite a los siguientes

Esencias básicas

Florales: Las rosas, violetas, jazmines, lilas, muguetes, narcisos, nardos, ylang ylang, lirios, entre otras, brindan lo mejor de sus esencias para la elaboración de los perfumes de esta variada e importantísima familia olfativa. Todas aquellas mujeres románticas, alegres, seductoras, extrovertidas y cálidas, encuentran en los perfumes florales el accesorio olfativo ideal para su personalidad. Son perfectos para usarlos todos los días, y a toda ahora.

Chiprés: Suelen ser los preferidos de las mujeres que viven la vida con intensidad, sofisticadas, elegantes, fuertes, multifacéticas, seductoras, ambiciosas, y de gran carácter. Están basados en acordes de ciste-labdanum, pachulí, bergamota, musgo de roble o rosa. Son los acompañantes ideales para almorzar con amistades, o para destacar en una reunión importante.

Orientales: Para las que se consideran cálidas, misteriosas, aventureras, y totalmente seductoras, los perfumes orientales o ambarados son los indicados. Estas fragancias se caracterizan por la calidez y la sensualidad; son confortables, envolventes, y tienen composiciones con esencias de vainilla, bergamota, benjuí, incienso y pachulí. Ideales para la noche, en plan de conquista o de reconciliación.

Amaderados: poder Su aroma dominante se compone de notas ! bien cálidas y tranquilizantes, como sándalo o pachulí; o bien secas, lisas y distinguidas, como el cedro o vetiver. Aunque originalmente era una familia olfativa, reservada exclusivamente para las fragancias masculinas, ha experimentado un gran éxito en el público femenino. La mujer que prefiere estos aromas es de personalidad fascinante, refinada, de trato seco pero de gran sutileza; son de las que disfrutan el poder.

Cítricos: Si eres de esas mujeres que les gusta un aroma suave, natural, fresco, ligero y discreto, puedes elegir un perfume de esta familia olfativa. Las fragancias cítricas o hespérides son elaboradas con esencias de limón, bergamota, naranja, pomelo, mandarina, toronja, etc. Son especiales para utilizarlas de día, y en noches de verano.

Verdes: conjunto de fragancias de olor fresco y deportivo, que combina las notas de plantas verdes en la salida con fondos amaderados.

La elección

La forma más concentrada de una fragancia es el extracto, que contiene un alto porcentaje de aceites esenciales naturales y fijadores. Son más costosos pero también su duración es mucho más prolongada.

Después encontramos el perfiime, que constituye una versión menos concentrada y por tanto permite una utilización con mayor libertad, aunque dependiendo de si pertenece a una familia u otra pude resultar más o menos embriagador. Conviene usarlo con prudencia.

El agua de colonia es una forma más fresca y ligera de presentar la fragancia; se puede usar con mayor generosidad y presenta olores más juveniles, modernos y desenfadados.

Consejos prácticos

No se deje llevar nunca por la primera impresión y tómese el tiempo necesario para elegir su perfume. Una primera aproximación al perfume pueden ser los cartoncitos que tienen para tal fin en las perfumerías. De todas formas, un perfume debe probarse siempre sobre la piel porque cada persona posee un olor particular que, al mezclarse con los diversos componentes, da resultados diferentes.

Coloque unas gotas de perfume sobre la parte interior de la muñeca y agite un poco la mano para favorecer que las notas de salida desaparezcan. Compruebe que el olor le sigue gustando. Deje que la composición actúe durante un par de horas y observe el proceso. Sólo después de este tiempo podrá decidir si se queda o no con ese perfume.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...