Yoga facial: Un aliado antienvejecimientoEl yoga es una técnica de disciplina física y mental originario del oriente que permite alcanzar una completa relajación, mejorar la postura y ayudar a sentirse mejor.

Recientemente, ha surgido el yoga facial que tiene como objetivo combatir y minimizar las señales del envejecimiento en el rostro producidas por la gravedad, la mala alimentación y las inclemencias medioambientales, entre otros factores.

Para ello, se procura ejercitar conscientemente los 57 músculos del rostro siguiendo las premisas básicas del yoga: controlar la respiración, realizar las rutinas lentamente, focalizar energía y concentrarse en los ejercicios con lo cual se mejora de la circulación sanguínea, la encargada de oxigenar células y eliminar toxinas y se lograr recupera la tonicidad y la forma natural del rostro.

 

A quiénes se recomienda el yoga facial y cuáles son sus beneficios
Se recomienda el yoga facial para las personas con piel madura (mayores de 40 años), quienes se encuentren bajo dietas hipocalóricas o de reducción de peso, para la flacidez post-parto y para quienes sufrar de acné juvenil.

Duración
• Principiantes: 5 días por semana durante las primeras 12 semanas. Rutinas de 20 min.
• Intermedio: A partir de la semana 13, una vez que los músculos ya han recuperado sus estado activo, 15 min. diarios.
• Avanzados: de 3 a 5 min. diarios. Una vez al día.
• Repite cada rutina el mismo número de veces: 3, 5, 10, 20.

Beneficios
• Relaja los músculos faciales.
• Optimiza los niveles de energía.
• Tonifica naturalmente la piel.
• Mejora la circulación sanguínea.
• Minimiza la profundidad de las arrugas.

 

¿Cómo se realiza el yoga facial?
Yoga facial para la piel debajo de los ojos
Posición inicial: espalda recta, hombros nivelados y cabeza recta.
Ejercicio útil para evitar las “patas de gallo” y la fal-cidez en la zona que rodea los ojos.
1. Cierra los ojos, relájate y piensa en un punto fijo entre las cejas.
2. Permanece así por un minuto.
3. Abre los ojos.
4. Mueve las pupilas lentamente dé arriba a abjo y de izquierda a derecha.
Tip: Puedes realizar estos ejercicios acompañada por música tranquila que invite a la relajación.

Yoga facial para la mandíbula
Mediante esta práctica se tonifica la piel de la zona que rodea la boca.
1. Empieza con la boca cerrada.
2. Separa los labios lentamente.
3. Regresa a la posición inicial.
4. Una vez que la boca vuelva a estar cerrada, lleva los labios en forma de beso al frente. Haz de forma pronunciada este gesto.
5. Regresa a la posición labial inicial.
Tip: Para saber si haz realizado correctamente el ejrcicio, una vez terminado, debes sentir el*’ efecto del cansancio y la tensión en el área.

Yoga facial para la frente y mejillas
Ejercitar los músculos oculares mediante esta rutina ayuda a tonificar la piel de frente, mejillas y sienes.
1. Cierra los ojos y apriétalos con fuerza, usa para ello también los músculos de las mejillas.
2. Relaja la cara.
3. Abre los ojos y alza las cejas lo más que puedas.
4. Relaja los músculos y regresa las cejas a su posición natural.
Tip: Durante la práctica debes sentir cómo la piel se estira y los músculos de la cara se tensan.

 

Recomendaciones
Tomar abundante agua para mantener la piel hidratada

Usar productos cosméticos que respeten el equilibrio del manto ácido.

Limpiar e hidratadar la piel antes de llevar a cabo la sesión de yoga facial.

Realizar las rutinas frente a un espejo para poder corregir las malas posturas. Al igual que en la práctica del yoga, esta modalidad facial requiere de exactitud y concentración para la ejecución fiel de sus directrices.

 

 

Un comentario para “El yoga facial: Un aliado antienvejecimiento”

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...