arañas vascularesLas piernas femeninas han sido, son y serán ob eto de deseo por parte de los hombres y, por qué no decirlo, de envidia por parte de nuestras pares, las mujeres.

Que levante la mano (o se esconda) la mujer que no sueña con esas piernas de película o de afiche publicitario, suaves, perfectas, libres de arañitas o varices.

En estos tiempos de la postmodernidad, los avances científicos y/o estéticos brindan la posibilidad de acceder a diferentes tratamientos con precios accesibles y sin complicaciones de gravedad. Pasen y lean…

 

¿Qué son las arañas vasculares o telangietasias?

Las telangiectasias, más conocidas como ‘arañitas’, son manifestaciones de un problema venoso circulatorio profundo. Dado que la sangre no puede retomar por esos’caminos” se abren sistemas circulatorios superficiales creando esas manchas tan desagradables.

En términos generales, estas pequeñas manchas de color violáceo, suelen aparecer en la adolescencia y en la menopausia.

La parte posterior del muslo, la zona cercana a los tobillos y por debajo de la articulación de las rodillas son los lugares más frecuentes de su existencia.

Las personas que las padecen refieren cansancio o dolor en sus miembros inferiores, pesadez, calambres, picazón o hinchazón.

Existen diferentes factores que pueden contribuir a su aparición, entre los cuales podemos citar:

– Antecedentes familiares.
– Sobrepeso.
– Ingesta de anticonceptivos.
– Trastornos hormonales.
– Embarazo.
– Sedentarismo.
– Consumo excesivo de alcohol y tabaco. Exposición a fuentes de calor (por ejemplo, el sol).
– Camas solares.
– Personas de piel blanca

 

Tratamientos para las arañas vasculares

Existen tratamientos preventivos como el uso de medias de descanso las cuales pueden ayudar a que se retrase su aparición.

Existen varios remedios caseros para las arañas vasculares que ayudan a prevenir su aparición  como son las infusiones de gingko bilova y los baños con castaña de indias.

En cuanto a tratamientos más especializados se pueden mencionar los siguientes:

Escleroterapia o inyecciones esclerosantes: En este procedimiento se introduce una sustancia llamada polidocanol, que se inocula dentro de cada venita, provocando el vaciamiento de la misma y, por otro lado, el colapso de las paredes venosas, las cuales debido a la irritación del producto, se adhieren cerrando el paso al flujo sanguíneo que se deriva a sistemas venosos más profundos que son imperceptibles a simple vista.

El tratamiento se realiza en varías sesiones, dependiendo de la cantidad de arañitas a tratar. Cada sesión dura entre 15 a 30minutos. Es conveniente no realizarlo durante los meses de verano.

Microcirugía: a través de pequeñas incisiones se pueden removerlas pequeñas arañitas. Este método es ambulatorio y no demora más de dos horas. Los cuatro o cinco días siguientes a esta intervención, el paciente deberá utilizar una venda o media de compresión indicada por el médico.

Láser: a través de destellos de un haz de luz y, por medio de filtros, se eliminan tanto las arañitas como las várices. Las molestias son mínimas después de esta aplicación y lo que se puede llegar a sentir es un ligero escozor o pequeños pinchazos. Se recomienda tomar tres sesiones, las que pueden estar o no intercaladas con el Sistema FOAM.

IPL (Luz Pulsada Intensa): este láser se basa en el principio de luz, impactando los pigmentos azules o rojos de las telangiecta-sias, produciendo cambios importantes. Cada sesión dura entre 15 y 30 minutos. Durante el postoperatorio, se utilizan vendas elásticas por dos días y se pueden continuar con las actividades habituales.

Sistema FOAM: se aplica una sustancia esclerosante en forma de microespuma, la que se dirige de manera directa a la vena a tratar. Por lo general, se necesitan entre 6 y 8 sesiones. Una vez finalizado el tratamiento, se deben utilizar vendas elásticas durante unas dos semanas.

 

Recomendaciones

Usar ropa suelta. La ropa tiene que ser amplia, suave y ventilada. Las fajas y las ligas que dificultan la circulación a la altura de los muslos están proscriptas. Lo mismo las medias con elástico fuerte.

Realizar caminatas, andar en bicicleta, practicar natación, Pilates o gimnasia localizada son algunas de las actividades físicas recomendadas.

Ejercitar las puntas de los pies. Ponerse de puntillas para facilitar el retorno de la sangre.

Mantener el peso. Las estadísticas muestran que el obeso tiene un 50% más de posibilidades de desarrollar trastornos varicosos que las personas normales.

 

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...