Al llegar el verano, todos pensamos en disfrutar del sol, del mar, de la montaña o la piscina en compañía de la familia y los amigos. Queremos presumir, con ellos, de un dorado perfecto, pero sin poner en peligro la salud de la piel y del cabello.

En otras palabras, procuramos que nuestro cuerpo se broncé sin riesgos, que la piel luzca muy cuidada, que en el pelo (y en el tinte) el sol y el cloro no dejen rastro alguno; y que nuestra imagen sea impecable. Sin embargo, qué podemos hacer para lograr todo ello?

Conoce diez consejos y trucos de belleza para lograr el bronceado perfecto sin esfuerzo ni riesgos.

Consejos de belleza #1: El dedo índice dice cuánto protector se requiere
Está demostrado que solo nos aplicamos entre el 25% y el 50% de la cantidad de pro¬tector solar recomendada. Para lograr, de verdad, el factor de protección solar (SPF) indicado en el envase, la piel ha de quedar “saturada” de crema, es decir, que no pueda absorber más.

Como orientación, para proteger el rostro y el cuello necesitas una cantidad de producto equivalente a la longitud y grosor de tu dedo índice. En spray, calcula seis pulverizaciones para el antebrazo de un adulto (la mitad en el caso de los niños). Si vas a la playa a diario, calcula que un envase de 200 mi te debería durar una semana como máximo, aunque te pueda parecer que es muy poco.

 

Consejos de belleza #2: Disimula la celulitis con el autobronceado
Cuando aún no has empezado a broncearte, los hoyitos de la piel de naranja son mucho más visibles y parece que la celulitis está en una fase muy avanzada. Si quieres que pasen desapercibidos, aplica un autobronceador en las piernas durante los primeros días de verano, hasta que tu piel coja color de forma natural.


Consejos de belleza #3: Usa serum antes del fotoprotector
Si quieres retrasar el envejecimiento que provoca el sol en la piel, ponte siempre un serum muy rico en antioxidantes (vitamina E, betacarotenos, idebenona, coenzima Q10, etcétera) antes de aplicarte el fotoprotector. No olvides, además, utilizarlo de forma regular por la mañana y por la noche. Comprobarás cómo tu piel se mantiene mucho más suave y luminosa.

 

Consejos de belleza #4: Las manos, siempre con un aspecto joven
A veces embadurnas tu cuerpo de protector solar y te olvidas de hacer lo mismo con el dorso de las manos, donde antes se manifiesta el envejecimiento con la aparición de manchas. Si no tienes ninguna, aplica a tus manos un pro¬tector con SPF30+ o superior. Sobre las manchas que ya hayan aparecido (o bien si te has puesto un tratamiento despigmentante en invierno), usa un protector con factor 50.

 

Consejos de belleza #5: Utilice un SPF mayor en la zona del bigote
Si lo depilas habitualmente con cera, su piel se ha ido volviendo más fina a consecuencia de las continuas “arrancadas” del vello. Por eso, debes acostumbrarte a aplicarle un fotoprotector SPF50+, aunque para el resto del rostro tengas suficiente con uno menor.

 

Consejos de belleza #6: Logra que tu tinte de pelo no se altere
El sol, el agua del mar y el cloro estropean el color de los cabellos teñidos, que además están especialmente resecos. Puedes evitarlo con algún producto que contenga filtros solares UVA y UVB. Tras cada baño, aclara el pelo con agua corriente y aplícalo de nuevo.

 

Consejos de belleza #7: Atención a los cabellos mojados
El pelo húmedo es más frágil y vulnerable que el cabello seco y se rompe fácilmente con las gomas muy tirantes, las horquillas metálicas y los cepillados enérgicos. Para preservar la salud y la belleza del cabello, cuando esté húmedo no lo retuerzas y péinalo con suavidad con un peine de púas anchas (mejor si es de madera). Y, por supuesto, ya que hace calor, deja que se seque de forma natural, sin emplear secador. Si quieres modelarlo, existen unas planchas que pueden utilizarse sin riesgo sobre el pelo húmedo.

 

Consejos de belleza #8: No te olvides de tu cuero cabelludo
Las personas con poco cabello o el pelo muy corto han de extremar las precauciones ya que el sol propicia la aparición de melanomas en el cuero cabelludo. Hay que aplicar a diario un fotoprotector (SPF30+ o superior) en las zonas sin pelo, como entradas, coronilla y nuca. Lo mejor es usar siempre gorra o sombrero.

 

Consejos de belleza #9: Para los cabellos grasos, hay truco
El agua de mar, por contener algas y yodo, regula el exceso de secreción sebácea del cuero cabelludo. Sin embargo, los tallos capilares quedan resecos. En este caso, el truco es aplicar el fotoprotector en textura gel y solo en la zona media y en las puntas, evitando la raíz para no obstruirlos poros.

 

Consejo de belleza #10 Usa los sticks para orejas, ingles y párpados
Siempre se nos olvida poner protector solar en los párpados, las orejas, las ingles o el empeine de los pies. Sin embargo, son áreas que lo requieren al ser especialmente sensibles. Para ellas, opta por los fotoprotectores en barra, más prácticos que los solares líquidos.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...