Dieta sonoma¿Estás aún en la lucha por perder los kilos de más ganados en las fiestas de diciembre?  No te preocupes. 

Existe una dieta que se puede realizar de forma fácil y que es equilibrada y sabrosa…la dieta Sonoma.

La dieta Sonoma fue creada por la nutricionista Connie Peraglie Guttersen, del centro médico Bellevue, en Washington.

Beneficios de esta dieta

En la dieta Sonoma no existen los odiados alimentos de régimen ni las comidas especiales. Es imposible aburrirse o tirar la toalla con este plan  de adelgazamiento porque se sustenta sobre un amplio abanico de alimentos integrales, frescos, deliciosos y nada complejos de encontrar y preparar. Tampoco hay que anotar calorías, ni pesar los alimentos, ni hacer guisos especiales, ni comer platos distintos a los de nuestros compañeros de mesa.

Vas a saciarte de alimentos que proporcionan el máximo de nutrientes a tu organismo, ayudándole a desarrollar sus propias defensas. Además, los alimentos se combinan de manera que no sólo te descubrirán sabores Inéditos, sino que favorecen la absorción de los nutrientes.

No hay alimentos prohibidos, sino comidas en cantidades razonables de los bocados más magros y sanos, masticando despacio y saboreando cada mordisco, así, cuando te levantes de la mesa te sentirás saciada.

No da la espalda a las grasas… Al contrario, recomienda el consumo (en su cantidad justa) de variedad de frutos secos y aguacate, por ejemplo, así como de los aceites naturales del pescado, tan buenos para la circulación, que te ayudarán a perder peso.

No muestra indisposición por los hidratos de carbono,  aunque los que consumas provendrán, mayoritariamente, de los vegetales, ricos en fibra. Si te gustan el arroz y la pasta acompañando al plato principal, puedes comerlos siempre y cuando se trate de la versión integral.

Por fin aprenderás a comer. El secreto para adelgazar de esta dieta está en redescubrir la “manera correcta de comer” y en saborear una amplia variedad de alimentos sin caer en el hastío típico de las dietas.

Adelgazar por rondas

En lugar de contar calorías o pesar alimentos, esta dieta utiliza el diámetro del plato para medir las cantidades y consta de tres rondas, que se irán superando a medida que vayas perdiendo peso:

Primera ronda:
se prolonga durante los 10 primeros días (en los que irás superando la costumbre de comer azúcares, harinas refinadas y otros alimentos de absorción rápida que te han llevado al sobrepeso). Es el periodo en que se pierde peso con mayor rapidez, al tiempo que reconviertes tus hábitos nutricionales y estilo de vida.

Segunda ronda:
Es la parte más prolongada de la dieta, y en ella te instalarás hasta alcanzar el peso deseado. Adelgazarás más despacio que en la primera ronda, pero la pérdida de peso será firme y constante.

Tercera ronda:
puedes incluir un par de copas de vino al día y algún que otro capricho… Si tu peso vuelve a aumentar, puedes volver a la segunda ronda durante un par de semanas.

Modelo de la dieta Sonoma

El nombre de la dieta proviene del condado de Sonoma, al norte de San Francisco, un lugar que comparte con el Mediterráneo frutas y verduras, vino, carne magra, pescado y marisco, aceite de oliva… Y esos son los ingredientes de esta dieta. Por ejemplo:

Desayuno
Bol de leche desnatada con cereales integrales, biscote de pan integral con un chorrito de aceite de oliva y una manzana.

Comida
Un plato de pasta integral con verduras al vapor, un filete de pollo a la plancha con pimientos asados y una naranja.

Merienda
Un yogur desnatado, una pera y tres galletas integrales.

Cena
Ensalada, una tortilla francesa de un huevo con jamón serrano y un bol de fresas.

 

 

 

Un comentario para “Dieta Sonoma”

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...