Toda madre se esmera para que sus hijos luzcan bien aseados y cuidados, pero, cuando se trata de niñas la situación, en ocasiones, no es tan sencilla.

A cada momento entre juegos, se olvidan que hay que acicalarse la melena. A consecuencia de ello, no resulta extraño sus cabelleras maltratadas, resecas, sin vida y con miles de nudos por desenredar.

La tendencia actual combina diversos estilos para todos los gustos; ya sea que la niña lo lleve corto o largo lo importante es lucir un cabello suave, con brillo.

A continuación, algunas recomendaciones al respecto:

Consejos a la hora de lavar el cabello de tu hija

– Al momento de seleccionar el champú, prefiera los de uso infantil, son los más indicados, pues poseen una composición más suave y concentraciones más bajas de colorantes y fragancias que los champús para adultos, lo cual reduce las alergias en el cuero cabelludo de los niños.

– Si el cabello es graso, se debe lavar tres veces por semana, mientras que si es reseco lo ideal es asearlo un día sí y un día no, ya que es más propenso a que se le pegue el sucio y generalmente se tiende a enredar.

– Completado el lavado sigue una de las tareas que suele causar más molestias, el desenredado. En este sentido, se recomienda separar el cabello en mechones, desenredar desde abajo, subiendo progresivamente y sí el cabello es muy fino, conviene que la niña duerma con dos trenzas muy sueltas.

– Tomando en cuenta el tipo de cabello se les debe aplicar tratamiento. En el caso de los cabellos resecos o rizados una aplicación mensual será suficiente hasta que se repare, luego cada dos meses.

– La aplicación del tratamiento debe ser desde la parte media del cabello hacía las puntas, en niñas de 9 años de edad en adelante puede aplicársele desde la raíz.

Otros consejos de belleza relacionados con el cabello infantil

– Para nadie es un secreto que a los infantes no les gusta peinarse, pero el cepillado diario contribuye a transferir el aceite natural del cabello a la superficie del cuero cabelludo. Gracias a esto, eliminas cualquier posibilidad de crecimiento para una melena reseca y maltratada.  En este sentido, se deberá cepillar por la mañana y por la noche con movimientos desde la raíz hacia la punta, y desde la frente hacia lo alto de la cabeza.

– Las cremas de peinar son excelentes para proteger el cabello.

– Cortar puntas una vez al mes, aunque no se vea dañado, Para mantener el corte y facilitar el crecimiento del cabello

– Nunca amarre el cabello húmedo, ya que tiende a quebrarse

– El uso exclusivo y constante de la plancha en los cabellos de las niñas puede ocasionar daños por lo que se recomienda evitar, su uso frecuente.

– Para protegerles el cabello cuando vayan a la playa o a la piscina, un secreto bien guardado es usar agua mineral ¡Así de fácil! Ten una botella grande de agua mineral a la mano y después de que se duchen, es necesario poner el agua mineral en el cabello, así se sacará todos los residuos de cloro y agua salada de su cabellera.

– Otro problema común, especialmente entre a las edades de 5 a 11, es el dilema del chicle que accidentalmente cayó en el cabello, Para estos casos se recomienda tomar un poco de hielo, se le aplica al chicle pegado, Esto lo solidificará y podrás deslizar el chicle por el mechón sin mucho esfuerzo.

– Si se quiere hacerle una trenza, deberás tener cuidado y comenzarla lo más alto posible, para favorecer el movimiento hacia arriba de los músculos donde está implantado el cabella

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...