Durante el embarazo, la epidermis de la mujer cambia (estrías, aumento de la pigmentación o aparición de manchas, incremento de la sudoración y la hipersecreción de las glándulas sebáceas, etc.)

Éstos son cambios naturales, pero existen cuidados que pueden ayudar a mejorar su apariencia.

Máscara’ del embarazo o cloasma. El oscurecimiento de la piel y las manchas oscuras conocidas como cloasma o máscara del embarazo, pueden ir apareciendo mientras el feto va creciendo, debido a la hormona estimulante de los melanocitos.

Este aumento en la pigmentación puede presentarse en el rostro (frente, pómulos, a los lados de la nariz y labio superior), así como también alrededor de los pezones, en la línea media abdominal y en los órganos genitales externos.

En este sentido, se recomienda evitar la exposición a los rayos solares entre las 9:00 a.m. y 4:00 p.m. Es preferible no utilizar protector solar durante los primeros tres meses de gestación, a menos que sea estrictamente necesario, ya que las sustancias (aunque sea un producto de uso tópico como el protector solar).pueden ser absorbidas y, en algunos casos, causar malformaciones fetales

Después del primer trimestre estos productos se pueden usar con mayor seguridad, pero se aconsejan aquéllos que no contengan vitamina A. El protector solar se debe reaplicar cada dos horas si la mujer realizará alguna actividad expuesta al sol.

Es importante observar que el cloasma o máscara de embarazo desaparece en algunas mujeres luego de dar a luz, pero en otras no. De allí la importancia del cuidado frente al sol.

Las estrías del embarazo. El uso diario de cremas humectantes naturales a base de almendra dulce, de oliva o de coco y mantener un aumento progresivo de peso, entre dos a tres libras por mes, pueden ayudar a prevenirlas.

Las estrías se originan por la sobredistensión de la piel, por lo que aumentar más del peso recomendado incide en su aparición.

Se sugiere usar especialmente cremas humectantes desde el segundo o tercer mes de embarazo, cuando regularmente comienza a crecer el abdomen.

Sin embargo, la mejor hidratación de la piel viene por vía oral mediante la ingesta de ocho vasos de agua al día.

Si, a pesar de las medidas tomadas, aparecen las estrías, es mejor que la mujer espere para después de la lactancia, ya que, en ese momento, podrá recurrir, sin problemas, a tratamientos tópicos con retinoides o técnicas con láser con lo cual podrá mejorar el aspecto de las estrías.

Limpieza de la piel Durante el embarazo la piel se torna más sensible. Una crema que siempre ha usado la mujer puede darle alergia cuando éste embarazada. Para la limpieza del cutis, se recomienda jabones neutros y suaves, como los de avena.

Lo que debe evitar la embarazada La mujer debe evitar durante su embarazo tratamientos antienvejecimiento (cremas cremas antiedad o con retinoides, es decir, vitamina A o algunos de sus derivados), ya que éstas pueden contener ácidos al-fahidroaxidos (AHA), como ácido glicólico, láctico, ácido ascórbico o vitamina C que se absorben y pueden ocasionar toxicidad en el feto.

Igualmente, debe evitar el uso de cremas que tengan corticoides y es preferible no depilarse con cera durante el embarazo para evitar manchas permanentes.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...