Los labios son una zona focal del rostro. Todas queremos que luzcan hermosos y luminosos. Para lograr ese efecto es necesario acudir primeramente a la barra de labio, llamada también labial o “lipstick”.

 

La barra de labios
Es imprescindible asegurarse de que el tono combina bien con el resto del maquillaje y que complementa a su piel.

Las personas de tez olivácea deberían escoger colores con matices cálidos de fondo para iluminar la piel, como un marrón claro, rojos pasa o marrones, como el color mora o el burdeos.

Las que tienen una piel clara requieren matices cálidos de fondo, como el melocotón o el rosa, mientras que las que poseen un cutis pálido puede llevar prácticamente cualquier color, utilizando tonos bien marcados si desea dar un toque espectacular a su aspecto.

A las pieles más oscuras les van bien los rojos oscuros con matices de fondo azul oscuro o violeta, o los marrones oscuros con tonalidades de fondo violeta, azul o burdeos.

 

Cómo encontrar el labial ideal
Para probar un color nuevo, no pinte el dorso de la mano. En lugar de esto, debe aplicar un poco en la punta del dedo y poner el dedo cerca de la boca y comprobar si la tonalidad le favorece.

Una vez encontrado el tono correcto, se debe pensar en el efecto que se busca. Los acabados brillantes dan una cobertura ligera, pero tienen que retocarse con frecuencia.

Los mates cubren perfectamente, pero tienden a secarse y, por esa razón, se ven apagados. Para contrarrestar este efecto, busque un acabado semimate que cuando se seque no quede tan apagado.

Los cremosos crean una cobertura opaca, con un toque brillante, y van enriquecidos con suavizantes, así que es una buena opción si sus labios tienen tendencia a secarse.

Los pintalabios trasparentes dan un toque sutil de color, similar al brillo, pero duran más tiempo, lo que los convierte en ideales como una opción ligera para el verano.

El brillo de labios tiende a desprenderse a las pocas horas. Para que quede fijo, aplique primero un perfilador del tono más parecido a su color natural. Después sobreponga el brillo en el centro del labio superior e Inferior y presiónelos. Esto crea la ilusión de un brillo total sin el problema del resplandor que desaparece.

La forma de la barra y sus secretos Si se aplica el color de labios sin un pincel, al cabo de un tiempo adquirirá una forma concreta. Se ha asociado su aspecto con los tipos de personalidad.

Si la barra queda lisa, señala que la persona tiene una manera de ser relajada y deportiva.

Si la punta es redondeada, quiere decir que es dulce y romántica.

Si se desgasta hasta un extremo fuerte e inclinado significa que es elocuente y bien equilibrada.

En cambio, si la forma se parece a la parte superior de un silbato (la curva sube hasta la punta central y va hacia dentro en los extremos), ello sugiere que es extrovertida y tiene una personalidad dominante.

 

Recomendaciones
Si quiere llevar un tono oscuro, pero duda de sus habilidades para aplicarlo, use la punta del dedo y golpee suavemente los labios para que el pigmento impregne la piel, y luego recúbralo con brillo.

Para evitar dejar una marca de pintalabios en vasos y tazas, puede lamer discretamente el borde antes de beber.

Si el color de labios mancha siempre sus dientes, ponga el dedo índice en la boca, presione con los labios y retire el dedo.

Si tiene prisa, evite llevar colores oscuros o brillantes, porque hay que aplicarlos con precisión; en lugar de ello use brillo o una barra de labios de tono neutro.

Si tiende a quedar poco fijo o a dejar líneas finas en el borde de los labios, utilice un perfilador para colorear toda la zona antes de aplicar la barra; así mismo, es útil una pintura de labios que al secarse proporciona un acabado mate.

Evite llevar colores con un tono escarchado si ya tiene cierta edad, porque resaltan las líneas de expresión que rodean la boca.

 

Lápices para labios
No los use exclusivamente para perfilar los labios, ya que puede acabar con una desagradable raya cuando la pintura empiece a desaparecer.

Para un aspecto natural, aplique unos trazos muy ligeros alrededor del borde exterior de los labios, y extiéndalos con la punta de los dedos y coloree los labios con el perfilador.

Si los tiene resecos y le es difícil maniobrar con el perfilador, cúbralos primero con bálsamo labial y seque con un pañuelo de papel antes de usar el perfilador.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...