La playa y el mar: Aliados de nuestra bellezaEl verano es un excelente tiempo para hacer ejercicio. Sin embargo, ¿Por qué hacerlo encerrados en la casa o en un gimnasio?

Podemos aprovechar al máximo la playa y el mar para convertirlos en nuestros aliados a la hora de estar en buena forma y conservar nuestra belleza natural.

A continuación, se presentan algunas rutinas que se pueden poner en práctica en la playa y en el mar.

 

Actividades en la playa
Correr en la arena es un excelente ejercicio, pero siempre utilizando zapatillas cómodas porque al hundirse el pie en la arena se tendrá que ejercer más fuerza para avanzar, lo que hará trabajar los glúteos y muslos y quemar mayor cantidad de calorías. Se debe correr, por lo menos, durante 15 minutos.

Hacer ejercicios saltando hacia adelante, de forma que se salte y aterrice sobre el mismo pie. Para ello, se debe intentar saltar tan alto como sea posible, levantando la rodilla hacia arriba mientras se despega del suelo con el pie opuesto. Hacer cinco saltos con cada pierna.

Caminar por las orillas y recoger caracoles para trabajar las extremidades. La repetición de agacharse y levantarse es un buen ejercicio.

Practicar fútbol, voleibol, o tenis de playa, con lo cual se puede quemar hasta 400 calorías, al tiempo que se tonifica los músculos de todo el cuerpo en aquellas playas que tienen redes instaladas para estos deportes.

 

Actividades en el mar
Nadar cerca de la orilla de la playa (no en lugares desolados) es un buen ejercicio, ya que se llega a quemar hasta 500 calorías en una hora. Las olas harán la tarea muscular aún más compleja.

Practicar el surf y el moryboogie los cuales también ayudan a trabajar brazos, abdominales y piernas y a quemar una gran cantidad de calorías.

Caminar con el agua a la altura de las rodillas sin levantar las piernas, de modo que se use la resistencia del agua al avanzar. Cuanto más rápido se quiera hacer el movimiento, más fuerza se tendrá que ejercer. Esta acción ejercita todo el tren inferior. Caminar un minuto, descansar 45 segundos y repetir hasta completar 10 minutos de trabajo efectivo (sin contar las pausas).

Sumergirse hasta la altura de los hombros y mantener los brazos bajo el agua. Luego, moverlos estirados de adelante hacia atrás sin interrupción hasta completar al menos 30 repeticiones, descansar dos minutos y repetir dos series más. Con este ejercicio, se trabajará toda la parte superior, especialmente pectoral.

 

Recomendaciones
Tomar agua para mantener hidratado el organismo.

Entrenar en la playa en horas de la mañana temprano o al atardecer, ya que es cuando el sol no se encuentra fuerte y la temperatura es más agradable para la práctica de actividad física.

Utilizar protección (sombrero, lentes y bloqueador) y el calzado adecuados al hacer los ejercicios al aire libre, esté el tiempo nublado o no.

Practicar técnicas de relajación como el yoga, si se desea, luego de realizados los ejercicios, para aprovechar la estancia en un entorna natural tan propicio para relajarse y llenar el espíritu de energía.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...