Existen ciertos ejercicios y posturas que ayudan a verse más joven y elegante. A continuación se presentan algunos de ellos:

Ejercicios Los ejercicios que te proponemos ayudan a relajar y fortalecer el cuello y el escote, evitando así la flacidez, el descolgamiento y las arrugas. Repítelos 15 veces cada día:

  • Tensa la boca hacia abajo exageradamente (como si fuera una sonrisa al revés) y notarás que se estiran los músculos del cuello.
  • Recita, una a una, todas las vocales abriendo mucho la boca.
  • De pie o sentada, intenta tocar el pecho con la barbilla. Después tira la cabeza hacia atrás, pero sin forzar demasiado para no dañar las cervicales.
  • Saca la lengua y fuerza una posición hacia arriba, como si pretendieras tocar la punta de la nariz.
  • Con la espalda recta, inclina la cabeza hacia ambos lados lentamente.

Posturas Mantener la espalda bien alineada es vital para tener una figura esbelta, evitar dolores de cuello y de espalda, así como arrugas en este punto y en el escote. Lógralo con estos consejos:

  • De pie o sentada. La cabeza ha de estar erguida, de forma que la barbilla forme un ángulo recto con el suelo. Los hombros deben permanecer relajados y ligeramente echados hacia atrás, como si sacaras pecho. Por último, reparte el peso del cuerpo entre los dos pies. Utilizar una silla ergomómica si pasas mucho tiempo sentada es fundamental para evitar las malas posturas.
  • Al caminar. Sitúa los hombros hacia atrás, sin forzar la posición; el cuello y la espalda, rectos y estirados; e intenta dar pasos medianos (no demasiado cortos ni muy largos). También puedes mantener la barriga metida al caminar porque eso te ayudará a que tu columna esté recta y, de paso, irá reduciendo el volumen de tu vientre.
  • Acostada. Si duermes de lado, pon un pequeño cojín entre los senos para que no se marquen pliegues. Esto resulta especialmente útil en mujeres con pechos muy voluminosos.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...