Muchas mujeres se les puede presentar ocasiones donde se pone excesivo maquillaje o, peor aún, éste se riega justo antes de una cita de trabajo, el cabello se encuentra en total rebeldía a pesar de hacer todo a su alcance para domarlo unos minutos antes de ir a la fiesta, la depilación no fue adecuada para ir a la playa y se dio cuenta cuando ya está sobre la arena. Esta situaciones no tienen otro nombre que desastres de belleza.

No pierda la calma, ya que existen soluciones rápidas a éstos que, a veces sólo, toman sólo un par de segundo:

Maquillaje manchado
Para remover las manchas o marcas de su cara si tener que reaplicarse el maquillaje, tome un palillo de algodón plano, métalo en su humectante y aplíquelo en la mancha. ¡Desaparece en un instante! Use el otro lado del palillo de algodón para dar los toques finales al arreglo.

Cara de payaso
Se puso demasiado colorete y no tiene tiempo para lavárselo. Si es colorete en polvo, pásese una brocha limpia para remover el exceso. Para bajar el tono del colorete en crema o gel, aplique un poco de humectante o hidratante con color a sus mejillas.

Arreglo rápido con una brocha
Cuando se mira en el espejo retrovisor del carro, ya en camino al trabajo, no puede creer la cantidad de maquillaje que lleva puesto. Busque una brocha limpia, entre mediana y grande —del tamaño de una brocha para el polvo o para el colorete— y pásela delicadamente por su rostro. Limpie la brocha con un pañuelo de papel y sacúdase nuevamente. La brocha ayudará a quitar el exceso de polvo, base y la sombra de ojos, suavizando Si no tiene una brocha consigo, use la esponja de polvo compacto.

Cara agrietada
Si su base se ve agrietada, rocíe su cara ligeramente con agua. Suavice los bordes con una esponja húmeda y difumínela bien.

Lápiz labial duradero
Su lápiz labial puede durarle toda una cena y el postre si se empolva los labios, se aplica el lápiz labial y se seca los labios con papel hasta que el color se los tina. O use el delineador de labios después que se aplique el color de labios.

Tira y afloja
Su delineador de labios es tan seco que tira de su piel, frote la punta entre sus dedos antes de ponérselo. El calor de su cuerpo lo suavizará lo suficiente para que el color se deslice fácilmente.

Labios manchados
Los tonos de color para labios, especialmente los que tienen pigmentos pesados, pueden ser difíciles de remover. Cuando fuese necesario, use su desmaquillador de ojos y luego láveselos o use aceite de almendras dulces.

Endurecido
Poner el tubo de rímel en un vaso de agua caliente (sumerja solo un tercio del tubo) por un minuto o dos. Esto usualmente lo suaviza para que no se aglutine.

Líneas evidentes
La piel grasosa puede hacer que el delineador de ojos se corra. El delineador líquido es el que menos se corre, pero es el más difícil de controlar. Pruebe un delineador seco y compacto, póngaselo mojado con una brocha delineadora, déjeselo secar y pase polvo por encima para evitar que se corra. Si prefiere un lápiz, use una brocha pequeña para pasarle por encima de la línea una sombra de ojos que combine y así sellarla.

Mancha del párpado inferior
Las pestañas inferiores se corren más fácilmente que las superiores, así que si su maquillaje tiende a correrse, ni siquiera las toque. Pero si tiene que hacerlo, he aquí un truco infalible: limpie la varita del rímel con un pañuelo de papel y, sujetándola vertical-mente, vaya de arriba hacia abajo desde las esquinas inferiores hasta las esquinas exteriores de sus pestañas. Tome una esponja delgada y póngase polvo translúcido cerca de la línea de las pestañas.

Ojos cansados
Un poco de delineador en un tono claro hará que los ojos cansados se vean más llenos de vida. El remedio clásico es delinear el párpado por dentro con un lápiz blanco, pero esto puede verse muy severo. En lugar de esto, pruebe un tono rosa melocotón, se ve más cálido y más natural. Sin embargo, en algunas mujeres puede hacer que sus ojos se vean más rosados. ¡Tenga cuidado!

Cejas escamosas
Pase un cepillo de dientes viejo por las áreas resecas en sus cejas. Aplique un poco de aceite facial y dé masaje en el área. (Hasta un poco de aceite de oliva o de cañola le calmará las escamas.)

Se le pasó la mano con las pinzas
Se pasó de la raya y sus cejas se ven demasiado delgadas. Tome un lápiz para ojos (del mismo color de sus cejas o un poco más claro), caliente la punta entre sus dedos, y rellene sus cejas ligeramente, moviendo los trazos hacia las orejas. También puede usar sombra de ojos en polvo para este trabajo.(El polvo luce más suave, pero el lápiz dura más tiempo.) Aplíquelo sobre los pelos de la ceja con una brocha pequeña y sesgada, con trazos rápidos y hacia fuera, y difumínelo con un cepillo de rímel pequeño y seco (spoolie). Cepíllese las cejas ligeramente con un cepillo para cejas y así remover el exceso.

Cara pálida
Echa un vistazo en el espejo al llegar al trabajo y se da cuenta que está tan pálida como un fantasma. Para dar un poco de calidez a su rostro, pase una brocha por su colorete en polvo (sacúdala para remover el exceso) y aplíquese una capa ligera por toda la cara. Esto trabaja también con el polvo bronceador, pero lo más probable es que la mayoría de las mujeres tenga colorete a la mano.

Labio superior tieso
Se depiló con cera y su labio superior está irritado. Tenga cuidado, algunos humectantes pueden empeorar la situación. En su lugar, aplique un poco de aceite de almendras dulces. Luego, coloque por unos minutos una bolsa de guisantes o arándanos congelados sobre el labio hasta que desaparezca lo rojo.

Brotes después de la fiesta
Algunas mujeres comentan que después de una noche de fiesta, se les brota la cara. Tome mucha agua durante la noche y durante el día para mantenerse hidratada. Asegúrese de lavarse el maquillaje antes de acostarse, y póngase un poco de medicamento profiláctico para el acné en esas áreas que generalmente son susceptibles

Piel ceniza
Si su tez es oscura y tiende a tener un cutis cenizo, unos toquecitos de polvo de albaricoque le añadirá calidez a su piel rápidamente. Y por supuesto, hidrate su rostro regularmente con una loción sin aceite mineral.

Su piel se ve manchada e irritada después de un facial, póngase compresas sumergidas en té verde o té manzanilla bien frío (o aplíquese las bolsitas de té sobre la piel). O use un producto que tenga ingredientes antiinflamatorios como el té verde, el áloe vera, extracto de regaliz o hidrocortisona. Y la próxima vez, planee hacerse el facial unos cuantos días antes del gran evento.

Descolorida y pálida
Pruebe el remedio que usa Joan Crawford, la diva de Hollywood, para despertarse en el escenario a las seis de la mañana. Tape el sumidero del lavamanos, llénelo hasta la mitad con agua fría y añada unas cuantas gotas de aceite de lavanda. Con los ojos cerrados, salpi¬que el agua en su rostro. Seque la cara suavemente y póngase una loción iluminadora.

Labios resecos
Suavice los labios resecos con un poco de miel mezclada con una pizca de azúcar. Frote los labios con el dedo índice de un lado al otro. Límpielo o pásele la lengua. ¡Delicioso!

Afán de ocultar
Escoja siempre un corrector que sea uno o dos tonos más claros que su piel Si planea usar un corrector para ocultar las imperfecciones de la piel busque un corrector dual que contenga un tono claro y uno oscuro. SÍ va a mezclarlos, aplique el tono oscuro primero y luego el más claro por encima.

Huellas con el maquillaje
Se acostó a dormir con maquillaje puesto y ahora parece como si tuviera dos ojos morados. Lo peor de todo, no tiene desmaquillador de ojos. Vaya a la cocina y ponga un poco de aceite vegetal o mantequilla en un algodón o en un pañuelo de papel. Aplíquelo suavemente alrededor de sus ojos. Una ventaja adicional: ¡hidrata!

Quitar el rímel
Toque sus ojos con sus dedos o con un pañuelo de papel para remover el maquillaje. Luego use algo que sea emoliente -un poco de humectante, bálsamo de labios, crema para las manos- para remover el rímel, el que puede quitarse mucho más fácil si lo hace antes de que se seque.

Espinillas por las pinzas
Le salen granos o espinillas después de que usa las pinzas, tal vez estén difundiendo polvo, grasa y bacterias a su alrededor. Enjuáguelas con agua y jabón, o límpidas con una toallita antibacteriana.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...