Muchas mujeres que tienen el cabello tratado (tinte, alisados, permanentes, entre otros) no dedican el tiempo suficiente al cuidado de éste. La consecuencia es que el cabello se maltrata y la inversión se pierde.

Para poder mantener el cabello tratado en óptimas condiciones, existen consejos y recomendaciones como los siguientes:

Lavado del cabello
Antes de la coloración
El día que se realiza la coloración solo debe enjuagarse con agua, aplicarse acondicionador y secar el cabello. Se debe esperar mínimo 48 horas y máximo una semana para que el color quede sellado y luego usar champú para cabellos teñidos.

Alisado
Luego del alisado el cabello debe lavarse una semana después, cuando ha recuperado fuerza. El cabello alisado mojado es débil, necesita mucho acondicionador desde la mitad de la hebra hasta las puntas para desenredarlo sin maltratarlo.

Si el color ha perdido brillo, use un baño de color sin peróxido o cuando se aplique el tinte en la raíz, páselo levemente en las puntas para refrescar el color.

Lo que no puede faltar para que el cabello se mantenga
Las mascarillas de las líneas comerciales que se venden en supermercados, pero siguiendo las indicaciones y dejando el tiempo establecido, que suele ser de 15 minutos.

Quienes se alisan requieren de tratamientos ricos en proteínas una vez ala semana para devolverle los aminoácidos perdidos por las cremas relajantes.

Los tratamientos de queratina no son alisados, sino que devuelven al cabello sustancias perdidas por el tiempo y los procesos químicos. Además, facilitan el secado y lo dejan con más textura y movimiento.

Que no hacer
Si se hace alisado no se haga tinte. Opte por un baño de color o coloración con peróxido bajo de volumen 10 ó 20. Peróxidos con volúmenes mayores a 30 revientan el cabello. Al teñirse en casa, no escatime en cajas de tinte, sobre todo si tiene mucho cabello.

Si tiene canas, es importante depositar el color, es decir, poner suficiente tinte y no peinarlo.

Cuando escoja la coloración, sea realista. Si es castaña oscura no pasará a ser rubia con un tinte normal. Lea las instrucciones en las cajas, allí se indican los posibles resultados dependiendo del tono del cabello base.

Cuando seque el cabello alisado no lo hale, así evitará que se parta. Si ya está liso, solo necesita darle un poco de forma con el cepillo redondo.

 

 

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...