Consejos de belleza para los pacientes oncológicos

Esto se debe al hecho que los efectos secundarios de la quimioterapia y radioterapia pueden conllevar alopecia, alteraciones en las uñas, llagas en la boca, pérdida de peso, problemas de hidratación y cicatrización de la piel, etc.

Por esa razón, un paso importante a la hora de luchar contra la enfermedad es aceptar el nuevo aspecto y aprender a modificarlo, si así lo deseamos. A continuación algunos consejos de belleza al respecto:

Consejos de belleza en el caso de la alopecia causada por la quimeoterapia
La caída del cabello es el efecto secundario más común a la hora de aplicar la quimioterapia. Si bien la alopecia suele ser reversible una vez concluido el tratamiento, conviene tener en cuenta que el pelo puede crecer con diferente color o textura.

Es importante observar que no todas las personas sufren de una alopecia total. Si sólo ha tenido una caída parcial, se recomienda usar champús suaves que no irriten y evitar la aplicación de tintes u otros tratamientos capilares agresivos.

Hidratarlo intensamente mediante cremas específicas y protegerlo del sol y del frío completan la lista de primeros auxilios.

Si se ha perdido todo el pelo, se puede cubrir la cabeza con pañuelos, gorros o pelucas (nunca pegadas al cuero cabelludo), siempre se debe dejar respirar la zona unas seis horas diarias.

Si se opta por una peluca, es importante cuidarla como si se tratara del propio pelo: Nunca se debe frotar al lavarla, sólo sumergirla en agua tibia y jabón, evitar secarla con secador, y si se enreda, aplicarle crema acondicionadora, pues los tirones al peinarla podrían dañarla seriamente.

Consejos de belleza para otras partes del cuerpo cuando se está sometido a la quimeoterapia
Además de la melena, las cejas, las pestañas y el resto del vello corporal caerán. En el caso de las cejas, se pueden dibujar con ayuda de productos especializados.

Las pestañas tienen peor solución, ya que las postizas no se aconsejan dado que su pegamento suele ser demasiado agresivo con la delicada piel de los párpados.

En las uñas pueden aparecer bandas verticales u horizontales, y es común su engrosamiento o reblandecimiento. En este caso, no se recomienda el uso de alicates corta cutículas y las cuchillas corta callos, ya que pueden producir cortes y provocar una infección. Tampoco se aconseja usar laca de uñas ni quitaesmaltes, ya que podrían quemar las uñas.

Consejos de belleza en el caso de la radioterapia
La radioterapia eliminará o reducirá algunos de los síntomas citados anteriormente, pero maltratará con crudeza a la piel.

El área tratado suele enrojecerse y provocar picores debido a las radiaciones. Además, se oscurece, por la hiperpigmentación (que desaparecerá unos seis meses después de finalizar el tratamiento) y su sequedad es extrema.

Por esa razón, conviene evitar los jabones o cremas demasiado fuertes. Esta prohibición se extiende a las limpiezas de cutis, los peelings y a la depilación de las zonas irradiadas.

La exposición al sol, aún con protección, se desaconseja para no irritar aún más la piel, especialmente debilitada, así como las colonias o lociones con demasiado alcohol.

Utilizar ropa holgada de lino o algodón y sumergir las zonas radiadas en agua fría durante el ciclo aliviará los síntomas.

Si se está recibiendo tratamiento, es necesario cuidarse tanto dentro como fuera y no se debe pensar que la salud de la piel, cabello, uñas, etc. es sólo una frivolidad, ya que oncólogos y psicólogos han comprobado que una mejora del aspecto exterior ayuda a devolver el ánimo a los pacientes y a reponerse antes.

 

 

Un comentario para “Consejos de belleza para los pacientes oncológicos”

Deja un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...